Hoteles en Berlín

  • Haz una búsqueda exhaustiva de hoteles en Berlín
  • Encuentra un hotel barato en Berlín
  • ¡Reserva al mejor precio!
Ver lista
Ver mapa
Cargando...
  • easyHotel Berlin Hackescher Markt

    0
    • Amoma.com
    • Rumbo
    • Booking.com
    • EasyToBook
    • 77
    • 1,1km
    • Info
    • Ver ofertas de 7 webs
Hoteles en Berlín
Guía de viajesGuía de viajes

BERLÍN: UNA CIUDAD DE CONTRASTES

 

La capital de Alemania se mueve, vibra, está viva. A pesar de todo lo sufrido, Berlín ha sabido salir adelante, y lo ha hecho de la mejor manera: en esta apasionante ciudad el pasado y el presente se mezclan para dar como resultado una de las metrópolis más cautivadoras de Europa.
 

EL PASADO MÁS RECIENTE

 

Es inevitable hablar de Berlín y no asociarla al muro que la dividió. Se levantó en 1961 para impedir el éxodo masivo de personas que abandonaban la Alemania comunista para instalarse en la Alemania capitalista, pero lo que empezó como una alambrada provisional acabó siendo una inmensa pared de hormigón de kilómetros y kilómetros de largo que mantuvo separadas a miles de personas durante 28 años. Aunque la caída del Muro se produjo en 1989, Berlín ha querido mantener los restos de su pasado más reciente para que nunca se olvide algo que jamás se debería repetir, y en la zona de East Side Gallery se encuentra un tramo de más de 1 km de largo.

Después de la construcción del Muro, el número de pasos fronterizos entre Berlín Oeste y Berlín Este se redujo considerablemente. Uno de los más famosos fue Checkpoint Charlie, en el que era posible obtener un visado de día para pasar de la zona Oeste a la zona Este (y por el que muchos ciudadanos del Berlín Este intentaron escapar). En la actualidad puedes ver una réplica del cartel y el puesto de control del paso fronterizo, así como visitar un museo dedicado al Muro y al Checkpoint Charlie. A unos minutos a pie de aquí está la Topografía del Terror, una exposición en la que se documenta la historia de las instituciones del terror del gobierno nazi que antes se situaban en ese mismo lugar.
 

CONTRASTES

 

Después de este acercamiento, parece difícil y hasta fuera de lugar hablar de otros aspectos más ligeros, pero así es Berlín: una ciudad llena de contrastes. Por eso, conocer los restos del pasado más reciente no es la única forma de acercarse a la capital alemana, que a pesar de todos los daños sufridos ha sabido recuperarse y reinventarse. Un paseo por las principales avenidas y plazas te dará una idea del esplendoroso pasado y la presente vitalidad de la urbe.

Un buen punto para comenzar el recorrido es la Puerta de Brandeburgo, uno de los antiguos accesos a la ciudad. A un lado de la puerta se extiende el Tiergarten, el principal parque de Berlín, con el edificio del parlamento alemán y su llamativa cúpula de cristal en una esquina. Al otro lado se abre Pariser Platz (Plaza de París), que marca el inicio de Unter den Linden, una de las principales avenidas. Casi al final de la calle, se encuentra Bebelplatz, rodeada por el edificio de la ópera, la Universidad Humboldt y la catedral de Santa Eduvigis, aunque la plaza es más conocida por la quema de libros censurados por los nazis que tuvo lugar en ella en 1933. Casi pegada a Bebelplazt está la plaza de Gendarmenmarkt, con dos iglesias barrocas gemelas y la sede de la orquesta sinfónica de Berlín. Alojarse en esta parte de la ciudad no resulta tan barato como en otras, ya que la mayoría de los hoteles son de cuatro y cinco estrellas. Sin embargo, a pesar de la categoría y de estar ubicados en pleno centro, estos alojamientos suelen ofrece una buena relación calidad-precio, como es el caso del moderno NH Berlin Friedrichstrasse o el elegante Sofitel Berlin Gendarmenmarkt, en un lateral de la plaza del mismo nombre.

De nuevo en Unter den Linden, si continúas recto y atraviesas el puente que se adentra en la Isla de los Museos, lo primero que te llamará la atención será la magnífica catedral de Berlín, con su enorme cúpula de color verde. Alrededor de la iglesia se concentran los principales museos, como el Museo de Pérgamo, con joyas como el Altar de Pérgamo o la Puerta de Ishtar de Babilonia, y el Museo Nuevo, con piezas tan importantes como el busto de Nefertiti. Más allá de la isla está Alexanderplatz, uno de los principales puntos de encuentro de Berlín, lleno de restaurantes y comercios, y antiguo centro del Berlín Este mientras la ciudad estuvo dividida. En la plaza, que fue el escenario de las protestas que precedieron a la apertura del Muro, destaca ante todo la Torre de Televisión, construida por la RDA como una muestra de su poder.

De vuelta a la Puerta de Brandeburgo, esta vez dirígete al sur pasando por el Monumento al Holocausto, compuesto por más de 2 000 bloques de hormigón de distintas alturas en memoria de los judíos asesinados en Europa. A unos minutos a pie del monumento se encuentra Potsdamer Platz, una plaza que tuvo que ser totalmente reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial y que se ha convertido hoy en una de las más populares de Berlín. En ella aún quedan algunos restos del Muro y de las construcciones anteriores mezclados ahora con la sorprendente arquitectura de modernos edificios como el Sony Center.

No te puedes ir de Berlín sin pasear por la Kurfürstendamm o Ku’Damm, una de las avenidas más concurridas junto con Unter den Linden. Este fue el centro del Berlín Oeste, y en la actualidad es una calle repleta de tiendas y centros comerciales, como el KaDeWe. Además, al principio de la calle podrás contemplar uno de los mejores testigos de la Segunda Guerra Mundial: los restos de la iglesia Kaiser-Wilhelm. Entre la Ku’Damm y Potsdamer Platz hay hoteles y alojamientos de todo tipo y para todos los bolsillos, incluyendo apartoteles baratos decorados con un estilo contemporáneo y acogedor, como City Stop Berlin.
 

BERLÍN PARA TODOS

 

Combinar las visitas culturales con el ocio es posible, y la oferta de actividades si viajas con niños es excelente: además del zoo, los dinosaurios del Museo de Ciencias Naturales, el acuario o los Kindercafes (bares y terrazas diseñados para que los niños jueguen mientras los padres se toman algo), los más pequeños disfrutarán mucho en el Legoland Discovery Centre. Y para los adultos, la oferta de ocio nocturno es, sencillamente, inabarcable. Hay locales repartidos por toda la ciudad, especialmente en Mitte, Friedrichschain, Kreuzberg y el antiguo Berlín Oeste, pero la vida nocturna de Berlín nunca se detiene, y hay que estar atento para saber dónde encontrar las últimas tendencias.

La capital alemana es una ciudad viva, activa, que mira al futuro sin olvidar el pasado, y tal vez sea eso lo que hace que cada vez más viajeros se queden prendados de ella. ¡Anímate a descubrir Berlín!

Precio máximo

de ‎ 17 €hasta ‎ 1.553 €