Hoteles en Nueva York

  • Haz una búsqueda exhaustiva de hoteles en Nueva York
  • Encuentra tu hotel ideal en Nueva York
  • ¡Reserva al mejor precio!
Ver lista
Ver mapa
Cargando...
Hoteles en Nueva York
Guía de viajesGuía de viajes

ESTADO DE NUEVA YORK: DE UN VISTAZO


El estado de Nueva York, cuya capital es la ciudad de Albany, se encuentra en el extremo nordeste de Estados Unidos. A pesar de que la Gran Manzana sea el principal reclamo para quienes deciden planear un viaje a este rincón del país, el estado cuenta con otros atractivos más allá de la famosa metrópoli, entre los que destaca la gran diversidad de espacios naturales formados por lagos, montañas, ríos y las poderosas cataratas del Niágara.

Antes de la llegada de los europeos, la zona que ocupa el actual estado de Nueva York estuvo habitada por dos grupos rivales de nativos americanos, los iroqueses y los algonquinos. Aunque el primer europeo que llegó a la región lo hizo en nombre de la corte francesa y le otorgó el nombre de Nueva Angulema, fueron los neerlandeses a principios del siglo XVII los que oficialmente establecieron una colonia, cambiaron el nombre del territorio a Nuevos Países Bajos y fundaron las ciudades de Fort Orange (actual Albany) y Nueva Ámsterdam (actual Nueva York). Sin embargo, los ingleses les arrebataron el control de la zona y una vez más cambiaron el nombre del territorio, que pasó a llamarse Nueva York en honor del duque de York. El descontento ante el control británico condujo al estado a rebelarse e iniciar el proceso de independencia, que culminó con su incorporación a los Estados Unidos de América en 1788.



CULTURA


COCINA


Dada la gran presencia de personas llegadas de todas partes del mundo, la ciudad de Nueva York es un auténtico paraíso gastronómico para los amantes de las distintas cocinas del mundo. Sí, podrás comer hamburguesas en un típico restaurante estadounidense o tomarte un perrito caliente en un puesto callejero, pero no dudes en aprovechar la oportunidad que te brinda la urbe y lánzate a descubrir mundo a través de los sabores que surgen de los fogones de los restaurantes internacionales esparcidos por sus calles. También en el resto del estado encontrarás un amplio surtido de opciones gastronómicas, aunque menos variado que en la ciudad que nunca duerme.



FIESTAS Y FESTIVALES


Nuevamente la Gran Manzana ofrece por sí sola un gran abanico de celebraciones que se extienden a lo largo de todo el año y reflejan a la perfección el espíritu multicultural de la ciudad. Así, podrás apuntarte a celebraciones internacionales como el Año Nuevo Chino o San Patricio (de origen irlandés) y otras puramente estadounidenses como el 4 de julio. La Navidad y la Nochevieja se viven con especial intensidad, y por eso muchos viajeros deciden hacer que sus vacaciones coincidan con estas fechas para contemplar las calles neoyorquinas engalanadas para la ocasión. Sin embargo, los hoteles suelen rozar el completo y hay que planearlo con bastante antelación. Fuera de la metrópolis, hay interesantes celebraciones en distintos puntos del estado que pueden ser una buena alternativa para conocer la región desde otra perspectiva, ya sea a través del National Chicken Wing Festival (festival nacional de las alitas de pollo) en Buffalo o el Apple Harvest Festival (festival de la cosecha de la manzana) en Ithaca.



CLIMA


El territorio del estado de Nueva York presenta una gran diversidad geográfica y las condiciones pueden variar mucho de un punto a otro, pero por lo general el clima es de tipo continental húmedo, con frecuentes precipitaciones y cuatro estaciones bien definidas. Para muchos, la mejor época para visitar la región es en primavera y en otoño, cuando las temperaturas son agradables y no se siente el a veces sofocante calor del verano. Pero incluso el invierno ofrece sus atractivos, ya que más allá de recorrer las calles de la ciudad de Nueva York decoradas con motivos navideños, las posibilidades de practicar deportes y actividades al aire libre relacionadas con la nieve en el interior del estado son infinitas: esquiar, patinar sobre hielo, lanzarse en un dónut de goma gigante colina abajo, hacer rutas en motonieve y un largo etcétera.



IMPRESCINDIBLES


Hablar del estado de Nueva York y no referirse a la propia ciudad de Nueva York es imposible, pero no es este el único atractivo de la región, como descubrirás alejándote de la urbe y descubriendo los rincones menos visitados:

  • Ciudad de Nueva York: la Gran Manzana es una ciudad imprescindible, en especial si se viaja hasta el estado cuyo nombre comparte. Ajetreada, bulliciosa, diversa, moderna, histórica, impactante, cautivadora; es difícil encontrar suficientes adjetivos para describir la mayor ciudad de Estados Unidos y una de las urbes más influyentes de todo el mundo. La mayoría de atracciones se concentran en la isla de Manhattan, uno de los distritos en los que se divide y donde encontrarás lugares tan emblemáticos como Times Square, Central Park, la Quinta Avenida, Little Italy, Chinatown, Soho, Broadway, Wall Street o rascacielos como Rockefeller Center y Empire State. También cuenta con algunos de los mejores museos del mundo, entre los que destacan el MoMA o el Metropolitan Museum of Art; una atractiva vida nocturna, y cientos de restaurantes que te permitirán viajar con el paladar por todo el mundo sin necesidad de salir de la ciudad. Por supuesto, en tu visita no pueden faltar la Estatua de la Libertad y el puente de Brooklyn, que desde la orilla opuesta ofrece unas estupendas vistas del horizonte urbano al atardecer. Muy cerca de la ciudad de Nueva York se encuentra la zona costera de Long Island, sede de los exclusivos Hamptons. En cuanto al alojamiento, la realidad es que no resulta fácil encontrar establecimientos baratos en la ciudad, y mucho menos si se quiere dormir en el centro de Manhattan. Así pues, una buena idea para los que viajen con un presupuesto más ajustado es echar un vistazo a los hoteles de las afueras, como el hotel de tres estrellas Howard Johnson Inn Long Island City. Dentro de Manhattan hay opciones como el relativamente económico hotel de cuatro estrellas Manhattan NYC-An Affinia Hotel
  • .
  • Espacios naturales: pueblos llenos de encanto y verdes paisajes sembrados de bosques son la norma en el valle del río Hudson, que tiene como telón de fondo las montañas Catskills, atravesadas por la carretera panorámica Route 28. Entre Albany, la capital del estado, y el extremo oeste se hallan los Finger Lakes, una decena de lagos de forma alargada donde se pueden practicar distintos deportes acuáticos y actividades al aire libre, así como recorrer algunos viñedos. Las zonas norte y noroeste del estado albergan tres lugares dignos de visitar: las Adirondack, una cadena montañosa con más de 40 cumbres que superan los 1 200 metros de altitud; las Thousand Islands, un conjunto de casi 2 000 islas de distintos tamaños, y las famosas cataratas del Niágara, que ofrecen su mejor cara desde el lado canadiense. ¿Necesitas descansar unos días del trepidante ritmo de la ciudad de Nueva York? Aprovecha los espacios naturales del estado y elige un encantador establecimiento con spa situado en un relajante entorno, como es el caso del apartahotel de cuatro estrellas The Whiteface Lodge, ubicado en Lake Placid. También hay hoteles más económicos como el hotel de dos estrellas Knights Inn Syracuse - Liverpool, junto al lago Onondaga.


¿Quieres saber más sobre los lugares descritos? Haz clic en el siguiente enlace para ver la guía específica:

Tal vez decidas viajar al estado de Nueva York atraído por la magia de la propia ciudad de Nueva York, pero si ya conoces la urbe o dispones de varios días, un recorrido por el resto de la región te brindará la oportunidad de conocer increíbles espacios naturales y pequeñas ciudades y localidades que aún conservan el encanto tradicional de Estados Unidos.

Precio máximo

de ‎13 €hasta ‎10.410 €