Hoteles en Sicilia

  • Haz una búsqueda exhaustiva de hoteles en Sicilia
  • Encuentra tu hotel ideal en Sicilia
  • ¡Reserva al mejor precio!
Ver lista
Ver mapa
Cargando...
Hoteles en Sicilia
Guía de viajesGuía de viajes

SICILIA: DE UN VISTAZO


La isla de Sicilia, situada en el sur de Italia, es la mayor del país y del Mediterráneo. Apenas tres kilómetros de mar la separan de la península, pero su intensa historia y cultura le otorgan un carácter único y diferente del resto del país. Cada uno de los pueblos mediterráneos que ha pisado sus tierras ha ido dejando huellas de su paso que hoy se aprecian en los restos arqueológicos, la arquitectura tradicional, la gastronomía y las arraigadas costumbres y fiestas. El temible volcán Etna domina el horizonte, y a sus pies surgen decenas de pueblos y ciudades llenos de arte, valles sembrados de templos griegos y encantadoras playas.

Habitada desde la prehistoria, Sicilia ha sido el hogar de distintos pueblos mediterráneos que han ido configurando su paisaje y cultura. Los griegos fundaron varias ciudades y levantaron templos que aún hoy se conservan, mientras que durante el periodo romano la isla fue un centro productor de grano para Roma. Sicilia también recibió a diferentes pueblos germánicos, fue incorporada al Imperio bizantino, se convirtió en un emirato sarraceno y fue ocupada por los normandos, cuya influencia quedó reflejada en el estilo arquitectónico de muchos de los palacios y edificios religiosos. El dominio español se prolongó durante varios siglos en los que la isla fue pasando a manos de unos y otros hasta que finalmente se incorporó al Reino de Italia en 1861.



CULTURA


Aunque Sicilia pertenece a Italia y comparte muchos rasgos con el resto del país, la isla ha ido desarrollando a lo largo de los siglos una identidad cultural tan propia que parece vivir inmersa en un contexto ajeno al de la península. El paisaje, el carácter, el dialecto siciliano, la gastronomía y las celebraciones tradicionales sumergen al visitante en un universo único con una oferta cautivadora e irrepetible.

COCINA


La cocina siciliana, deliciosa y compleja, es el resultado de la influencia de todas las culturas que han ido haciendo de la isla su hogar a lo largo de la historia. Si te apasiona la pasta, no dejes de probar la pasta con le sarde palermitana, la pasta ‘ncaciata mesinesa o la famosa pasta alla Norma de Catania, con tomate, berenjena y queso ricotta. Pero no te detengas ahí y explora lo que cada zona de la isla ofrece: desde las recetas de origen griego de la parte oriental a las recetas de origen árabe de la parte occidental, donde se preparan exquisiteces como la caponata di melanzane, el falsomagro o los inmejorables arancini, unas croquetas de arroz rellenas de ragú de carne que ya se han convertido en todo un emblema de la isla. Los dulces, variados y deliciosos, no pueden ocultar su herencia árabe y monacal. Destacan los mazapanes, la cassata y, sobre todo, los cannoli, unos barquillos en forma de tubo rellenos de crema de ricotta con fruta escarchada o chocolate. También los postres helados son dignos de mención, en especial la granita (similar al granizado pero de textura más cremosa), que se suele acompañar de un tierno brioche.

FIESTAS Y FESTIVALES


Al igual que ocurre con la gastronomía, las celebraciones sicilianas nacen de la fusión de las tradiciones aportadas por todos los pueblos que han pisado sus tierras. Las fiestas religiosas ocupan un lugar importante, con destacadas procesiones de Semana Santa en Trapani y Caltanissetta y notables fiestas patronales como las de Santa Ágata en Catania o las de Santa Rosalía en Palermo. Fuera del ámbito religioso, también se suceden celebraciones como los carnavales de Acireale y Sciacca, la Fiesta del almendro en flor en Agrigento o el Baile de la Cordelia en Petralia Sottana. Otras manifestaciones que te ayudarán a comprender mejor el universo cultural siciliano son el teatro de marionetas o pupi, donde se cuentan historias ligadas a los cantares de gesta introducidos por los normandos, y los carros sicilianos o carretti, profusamente decorados y parte esencial de la mayoría de desfiles que tienen lugar durante las fiestas de los pueblos.



CLIMA


El clima propiamente mediterráneo de Sicilia se caracteriza por los inviernos suaves y los veranos largos y calurosos, mientras que la primavera y el otoño son más bien una breve transición entre las dos anteriores. Así pues, prácticamente cualquier época del año es ideal para visitar la isla, aunque en verano las temperaturas pueden ser asfixiantes y en invierno el mercurio puede caer a los 0 ºC en las zonas montañosas. En cualquier caso, elijas la estación que elijas, siempre encontrarás un motivo para preparar un viaje a tierras sicilianas, ya sea para disfrutar del mar en verano, contemplar la cumbre nevada del Etna en invierno o aprovechar los agradables días de primavera y otoño para hacer turismo urbano y natural.



IMPRESCINDIBLES


  • Turismo urbano: la capital y ciudad más poblada de Sicilia, Palermo, cuenta con un fascinante casco antiguo donde se dan cita los estilos de todas las culturas que la han habitado. No te pierdas la catedral, el palacio de los Normandos, la capilla palatina, un paseo por el pintoresco mercado de Ballarò y una visita al cercano monasterio de Monreale, uno de los mejores ejemplos del románico siciliano. Otras localidades que deberías incluir en tu ruta son la pintoresca Erice, las costeras Trapani y Cefalú, las ciudades barrocas del valle de Noto, la griega Siracusa y la encantadora Taormina, que para muchos es el resumen perfecto de la isla. A la hora de buscar alojamiento, tienes un amplio surtido de establecimientos y precios entre los que elegir, desde baratos hostales como el hostal Palazzo Savona en Palermo, uno de los alojamientos baratos mejor valorados de la isla, hasta lujosos hoteles como el increíble hotel boutique de cuatro estrellas Villa Carlotta en Taormina, ubicado en un edificio histórico restaurado con vistas al mar.
  • Turismo arqueológico: la época de dominación griega fue un periodo de esplendor para Sicilia, y como muestra de ello aún hoy se conservan varios yacimientos repartidos por toda la isla. Tal vez el más impresionante sea el del denominado valle de los Templos de Agrigento, en especial al atardecer, cuando la piedra volcánica de los templos se tiñe de un color rojizo que contrasta con el azul del mar que se extiende a lo lejos. Si tienes ganas de más, apúntate los restos de las ciudades de Selinunte y Segesta. En cuanto a los restos de época romana, merece la pena visitar la villa tardorromana del Casale, cuyos mosaicos destacan por la delicadeza y belleza.
  • Turismo natural: la excursión a la cima del volcán Etna, aún activo, ofrece una perspectiva incomparable de la isla y de una montaña donde verdaderamente se siente que la tierra está viva. Se puede subir a pie, pero también existe la posibilidad de hacerlo en funicular y furgoneta. Además, el ascenso al volcán se puede complementar con otros puntos de interés dentro del parque natural, como la garganta de la Alcantara y la gruta del Gelo. ¿Te imaginas alojarte a los pies de esta maravilla natural? Eso es lo que ofrece el hotel de tres estrellas Rifugio Sapienza, un alojamiento barato y acogedor situado justo donde se inicia el ascenso al volcán.
  • Turismo de sol y playa: aunque la propia costa de la isla de Sicilia cuenta con excelentes playas (Scala dei Turchi, San Vito lo Capo, Lo Zingaro, Mondello, Isola Bella, Mortelle, Spiaggia dei Conigli…), no es mala idea aprovechar el viaje para acercarse a las cercanas islas Eolias, catalogadas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Volcanes, playas de aguas cristalinas y naturaleza en estado puro son los principales motivos para decidirse a tomar un ferry y perderse por el archipiélago. El mayor núcleo de población es Lipari, una pequeña localidad situada al borde del mar y coronada por una catedral protegida por las murallas del castillo. En el mismo casco urbano de Lipari y en los alrededores encontrarás un gran número de hoteles, hostales y apartahoteles con excelentes ofertas que te permitirán pasar unos días en este recóndito paraíso.


Arte, cultura, arqueología, sol, playa, naturaleza, aventura… Así es la combinación explosiva de Sicilia, un destino tan único como seductor donde conocerás la Italia más auténtica.

Precio máximo

de ‎13 €hasta ‎2.865 €