Hoteles en Cantabria

  • Región
  • ¡Encuentra tu hotel ideal en Cantabria!
  • ¡Reserva a un precio increíble!
Cargando
Mostrar más hoteles
Hoteles en Cantabria

CANTABRIA: DE UN VISTAZO

Situada en el norte de España, en el centro de la costa del Cantábrico, la comunidad autónoma de Cantabria es un auténtico paraíso natural donde las montañas del interior poco a poco van perdiendo altura hasta acabar en valles bañados por el mar. Entre medias surgen encantadores pueblecitos rurales de recias construcciones de piedra y deliciosas villas marineras que giran en torno a la capital de la región, Santander, una elegante ciudad costera donde el arte del buen vivir alcanza su máxima expresión. Ya sea un fin de semana en un hotel rural, unas largas vacaciones junto a la playa o una escapada a la capital, no te faltarán opciones para convertir tu viaje en una experiencia única.

Los orígenes de los asentamientos humanos en Cantabria se remontan a la prehistoria, época de la que nos han llegado valiosos yacimientos como el de las cuevas de Altamira en Santillana del Mar, uno de los testimonios más importantes que se conservan de la vida del hombre en el Paleolítico. La invasión romana se produjo en el 29 a. C. por iniciativa de Octavio Augusto, que arrebató las tierras a los cántabros, una sociedad clánica que habitaba en castros. Tras los romanos llegaron los visigodos, que fundaron el Ducado de Cantabria, un reducto cristiano que logró resistir al amparo del Reino de Asturias frente a la presión de los musulmanes que avanzaban por el sur. De esta época y los siglos posteriores aún hoy encontramos importantes iglesias y monasterios en torno a los que crecieron pequeños núcleos de población, así como importantes villas marineras que se desarrollaron gracias a la pesca y el comercio: San Vicente de la Barquera, Santander, Laredo y Castro Urdiales. Sin embargo, la Edad Media fue un periodo de altos y bajos durante el que el territorio cántabro quedó desmembrado, una situación que se prolongó hasta el nacimiento de varios movimientos de unidad cántabra al final de la Edad Moderna, entre los que destacó la iniciativa de creación de la Provincia de Santander. La comunidad autónoma de Cantabria, tal y como la conocemos hoy, surgió finalmente en 1983.

CULTURA

La cultura cántabra hunde sus raíces en la España prerromana, con fuertes tradiciones que aún evidencian la histórica división de su territorio en valles más o menos aislados como resultado de la particular geografía de la región.

COCINA

Fruto de su situación, tan cerca del mar como de la montaña, la cocina tradicional de Cantabria hace gala de deliciosos platos y productos salidos de la tierra y del mar. Las empanadas, los panes preñaos, los pinchos y los quesos artesanales preceden a contundentes platos principales como el cocido montañés, el cocido lebaniego, la marmita, el sorropotún o la olla ferroviaria. Las carnes, en especial las de vacuno de razas autóctonas, son de gran calidad, al igual que ocurre con los pescados (de mar o de río), los mariscos y las conservas de anchoa, uno de los productos más famosos del Cantábrico. En el apartado de postres no se pueden olvidar los suaves y esponjosos sobaos pasiegos, aunque también encontrarás frisuelos lebaniegos, pantortillas de Reinosa o rosquillas de Santillana del Mar. Y en el vaso no pueden faltar la sidra o el chacolí para acompañar la comida y los orujos para terminar el banquete y ayudar al estómago con la digestión.

FIESTAS Y FESTIVALES

Las celebraciones cántabras ofrecen una rica y variada mezcla de costumbres ancestrales, ritos paganos, tradiciones religiosas y gastronomía típica. Si organizas tu viaje en agosto, el segundo domingo del mes podrás asistir en Cabezón de la Sal a las actividades que se organizan con motivo del Día de Cantabria, entre las que se incluyen juegos de bolos, arrastre de bueyes, mercados de artesanía y actuaciones de danzas y música tradicionales. Otras fiestas interesantes declaradas de Interés Turístico Nacional son las siguientes:*

La Vijanera (primer domingo del año, Silió): es el primer carnaval del año en Europa y consiste en una mascarada donde los vecinos encarnan diferentes personajes basados en las creencias y mitos populares, como los zarramancos, cuya función es ahuyentar del pueblo a los malos espíritus para comenzar el año libres de males.

Carnaval Marinero de Santoña (24 de febrero, Santoña): creado en 1934, tiene como acto principal el «Juicio en el fondo del mar», que concluye con la «Quema del besugo», acusado de secuestrar a una sirena.

La Folía (domingo siguiente a Semana Santa, San Vicente de la Barquera): procesión marítima organizada por los pescadores locales, que conducen a la virgen desde la iglesia hasta el puerto viejo.

Gala Floral (agosto, Torrelavega) y Batalla de Flores (agosto, Laredo): dos coloridos y hermosos desfiles donde las carrozas decoradas con flores compiten por alzarse con el premio a la mejor carroza del año.

Fiesta de las Guerras Cántabras (agosto, Los Corrales de Buelna): aunque es de reciente creación, esta fiesta en la que se recrean las luchas entre los romanos y los cántabros ya ha alcanzado un gran prestigio dentro y fuera de Cantabria.

CLIMA

Si bien el clima general de Cantabria es de tipo oceánico templado y húmedo, en las montañas del interior las condiciones se vuelven más frías y las nevadas son frecuentes entre noviembre y marzo, mientras que los valles de Liébana y Campoo, cercanos a la Meseta Central, presentan un clima de tipo mediterráneo continentalizado. Por tanto, según los intereses, es posible disfrutar de la región cántabra prácticamente en cualquier época del año: desde practicar deportes de invierno en las zonas más elevadas hasta apuntarse a deportes náuticos y acuáticos en la costa en los meses de verano, sin olvidar la belleza de los paisajes naturales cuando se visten de los colores propios de la primavera y el otoño. Y a ello se suma una amplia oferta de alojamientos, con opciones que incluyen encantadores y asequibles hoteles rurales, lujosos establecimientos en la playa y un sinfín de alternativas con ofertas que te permitirán diseñar las vacaciones a tu medida.

IMPRESCINDIBLES

Santander: la capital de Cantabria es una elegante ciudad repleta de edificios de aire señorial y con una hermosa bahía, la del Sardinero, considerada como una de las más bellas del mundo y dominada por el imponente Gran Casino. Muy cerca se ubica el majestuoso hotel de cinco estrellas con spa Eurostars Real, uno los hoteles más emblemáticos de la ciudad y en el que podrás dormir rodeado del lujo más clásico y sumergirte en las aguas de su spa con tratamientos de talasoterapia. Otro de los puntos más destacados de la capital es la península de La Magdalena, donde se alza el fantástico palacio del mismo nombre y un zoo de animales marinos construido sobre el mar. Además, la zona centro es perfecta para salir de tapeo o disfrutar de una buena mariscada. No se puede negar la belleza de las playas del centro, pero si dispones de algo más de tiempo, no dudes en recorrer las playas de las afueras, entre las que sobresalen Somocuevas, la Arnía, Covachos y Liencres con su parque natural de dunas. Otra buena opción es acercarse al Parque de la Naturaleza de Cabárceno, ubicado en una antigua explotación minera de cientos de hectáreas donde los animales viven en semilibertad.

Santillana del Mar y Potes: en el interior, las localidades de Santillana del Mar y Potes destacan por la belleza arquitectónica del casco antiguo. En el caso de Santillana, se trata de una población con un centro histórico medieval perfectamente conservado que le ha hecho entrar en las listas de los pueblos más bonitos de España. Además, es el punto de partida perfecto para visitar las cuevas de Altamira y cuenta con uno de los hoteles baratos mejor valorados de Cantabria: el hotel de dos estrellas Cuevas I-II, instalado en unas viviendas de arquitectura tradicional y ambiente rural. Por su parte, Potes es una pequeña población típica montañesa que sirve como puerta de acceso al Parque Natural de los Picos de Europa, uno de los paisajes de montaña más espectaculares de la región.

Laredo, San Vicente de la Barquera, Castro Urdiales y Comillas: las tres primeras localidades, junto con Santander, conforman las denominadas «cuatro villas marineras», mientras que Comillas destaca por ser una ciudad costera con un interesante patrimonio modernista que tiene como máximo exponente El Capricho de Gaudí. Cada localidad presenta sus propios encantos, pero todas destacan por conservar la esencia del litoral cántabro, contar con un hermoso casco antiguo asomado al mar y ofrecer excelentes restaurantes en los que comer los mejores pescados y mariscos.

¿Quieres saber más sobre los lugares descritos? Haz clic en los siguientes enlaces para ver las guías específicas de cada destino:

Santander

Santillana del Mar

Potes

Laredo

Comillas

Mar y montaña, naturaleza en estado puro, deliciosos sabores y una cultura fuertemente arraigada te esperan en la encantadora región cántabra, que despliega todo su encanto ante el visitante para animarle a volver una y otra vez. Piérdete en Cantabria para reencontrarte con tus sentidos.

Precio máximo

de ‎19 €hasta ‎1.000 €

Hoteles destacados

    Hotel Bungalows Costa San Juan Santander

    A tan solo unos kilómetros de la ciudad de Santander se encuentra el Bungalows Costa San Juan, un conjunto de apartamentos situados en plena costa cantábrica y que se caracterizan por ofrecer un ambiente tranquilo y silencioso. Todas las habitaciones cuentan con su propio aparato de calefacción y aire acondicionado junto a un sofá cama y una pantalla de TV. También hay una cocina americana con cafetera, microondas y nevera. Cabe destacar que el Bungalows Costa San Juan ofrece además conexión wifi gratuita en todas las inmediaciones del alojamiento, parking privado y servicio de lavandería propio. Este alojamiento cuenta también con un restaurante donde todos los viajeros podrán degustar cualquier desayuno o almuerzo. A menos de 15 minutos en coche se pueden visitar lugares tan emblemáticos como la Playa del Portio, la de San Juan Canal o el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Más

    Hotel City House Alisas Santander Santander

    Ubicado en el centro de Santander, el City House Alisas Santander es un alojamiento respetuoso con el medio ambiente, como así lo acredita su certificado de energía verde, pensado tanto para turistas de paso como para quienes buscan conocer mejor la ciudad. El hotel pone a disposición de sus clientes 79 habitaciones modernas y confortables, todas ellas equipadas con calefacción, televisor de pantalla plana, caja fuerte, radio y baño privado completamente equipado. El City House Alisas Santander cuenta con parking privado, servicio de habitaciones, sala de ordenadores y recepción abierta las 24 horas. Todas sus instalaciones están adaptadas para personas de movilidad reducida. El hotel alberga un restaurante que sirve platos típicos de la gastronomía local, con especialidades de pescado y marisco. También cuenta con una cafetería. El establecimiento se encuentra ubicado a diez minutos a pie de la Catedral de Santander y a poco más de un kilómetro de los Jardines de Pereda. Más

    Hotel Plaza Santander

    La Pensión Plaza tiene una categoría de 2 estrellas y se encuentra situada en el centro de Santander, a muy pocos metros del Ayuntamiento, la zona comercial, las estaciones de tren, autobuses y varios lugares de interés turístico de la capital cántabra, como son la Catedral de la Asunción de la Virgen, la Iglesia del Cristo, los Jardines de Pereda, el paseo del mismo nombre, el Palacete del Embarcadero o la zona marítima. Cuenta con un total de 10 habitaciones dobles y una sencilla, y todas ellas incluyen baño completo, televisión en color y WiFi. Admite el pago con tarjetas de crédito y reservas únicamente por vía telefónica. En las cercanías de la pensión hay varios parkings públicos y paradas de los principales medios de transporte, (autobuses municipales, autobús turístico y taxis). No muy lejos se encuentra la zona de embarque de las lanchas que hacen recorridos por la Bahía de Santander, el río Cubas y que también van a Pedreña, Somo y a la playa del Puntal. Más

    Hotel Plaza Pombo Santander

    El hostal Plaza Pombo disfruta de una ubicación privilegiada en el casco histórico de Santander, muy cerca de su embarcadero y otros puntos de atracción turística. Sus nueve habitaciones son dobles, triples o familiares, contando todas ellas con televisor, calefacción y un baño privado o compartido. Igualmente, se pueden solicitar cunas y camas supletorias. Entre las prestaciones del Plaza Pombo destacan la conexión wifi de cortesía y una sala gratuita para almacenar bicicletas. Además, se admiten mascotas bajo petición. Cada día se sirve un desayuno incluido en la tarifa. También se puede almorzar o cenar en el restaurante Casa Ajero o en el italiano Modena, ambos situados a unos 100 metros. Por otro lado, hay un supermercado a menos de cinco minutos andando. La plaza Porticada está a unos 500 metros, mientras que catedral de Santander y el mirador río de la Pila se hallan a unos diez minutos a pie. Más

    Hotel A Madrid Santander

    A - Madrid es una pensión de una estrella, reformada en el 2005, situada en la primera planta de un edificio de la C/. Madrid, 23, en el centro de Santander, junto a la bahía. La pensión está muy bien comunicada ya que la estación de autobuses, situada a menos de 200 m., tiene dos salidas en lados opuestos del edificio y por una de ellas se accede a la estación del tren (FEVE, RENFE). Además está a unos 12 minutos de la estación marítima y a 7 Km. del aeropuerto y no hay problema para aparcar el coche, ya que hay varios aparcamientos en las inmediaciones. En sus instalaciones cuenta con ascensor y habitaciones exteriores, dotadas de calefacción, televisión y baño con ducha. En el tiempo libre, puedes ir hasta las playas, bien andando pues están a unos 20 minutos, o en bus, ya que tiene parada junto a la pensión y te llevan a ellas, o visitar el Palacio de la Magdalena, que es uno de los centros culturales más importantes que posee la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Más

    Hotel Antoyana Santander

    El hotel Antoyana se sitúa a las afueras de Santander, en una gran finca privada, y destaca principalmente por su diseño, que combina lo elegante con lo rústico. Cada una de sus habitaciones está equipada con televisor de pantalla plana, calefacción y teléfono, e incluye baño privado. El complejo dispone de amplias zonas ajardinas con columpios, recepción 24 horas y parking privado gratuito. Además, se ofrece conexión wifi de cortesía. En el interior del hotel Antoyana hay una cafetería donde se sirven desayunos. Por otro lado, el restaurante Eneldo y Tomillo se encuentra a menos de cinco minutos a pie, y también hay un supermercado a unos cinco minutos en automóvil. La Playa de Portio queda a unos 15 minutos en vehículo propio, lo mismo que el Parque Natural de las Dunas de Liencres. Por otro lado, el Palacio de la Magdalena se ubica a unos 15 kilómetros, al igual que el faro de la Punta de la Cerda. Más