Hoteles en Cascaes

  • Busca entre todos los hoteles de Cascaes en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Cascaes!
  • ¡Reserva al mejor precio!
Cargando
    Mostrar más hoteles
    Hoteles en Cascaes

    CASCAIS: LA ELEGANTE COSTA DE LISBOA


    A unos 25 kilómetros al oeste de Lisboa, en una encantadora bahía bañada por el océano Atlántico, se encuentra la ciudad portuguesa de Cascais. Junto con la vecina Estoril, este destino de costa se convirtió en uno de los más populares del país luso cuando a finales del siglo XIX el rey Don Luís I lo eligió como lugar oficial de veraneo.

    EL CARÁCTER DE CASCAIS


    Aunque en su origen era un sencillo puerto pesquero, cuando el rey Don Luís I eligió Cascais como lugar oficial de verano, el núcleo de población se abrió al turismo y se convirtió en uno de los destinos de costa preferidos de la aristocracia de la época. En la actualidad, el puerto deportivo, las terrazas, las tiendas y los restaurantes son los protagonistas de la villa, pero aún se conservan hermosos edificios construidos entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX que le confieren un interesante aire señorial. Entre ellos, destacan la casa de Santa María, un palacio que perteneció a una importante familia de banqueros portugueses; el faro de Santa María, que fue inaugurado en 1868; el palacio de los condes de Castro Guimarães, de estilo romántico-historicista y abierto hoy al público como museo de arte, o el palacio de la Ciudadela, que fue el lugar escogido por el rey Don Luís I para alojarse durante sus vacaciones en la villa. Otro punto de interés para empaparse de la esencia marinera de esta agradable localidad del centro de Portugal es el Museo del Mar rey Don Carlos, dividido en varias secciones (Historia Natural, Etnología y Arqueología Submarina) que ayudan a comprender mejor cómo el mar ha contribuido a configurar el carácter de Cascais. Si te interesan estas visitas y quieres alojarte en un punto estratégico que te permita recorrer la localidad a pie, cuentas con distintas opciones que van desde alojamientos céntricos y baratos, como el sencillo y acogedor hostal Cascais Bay, hasta hoteles de categoría superior, como el lujoso hotel de cuatro estrellas The Albatroz Seafront, enclavado al borde de un acantilado lamido por el mar.

    CASCAIS Y EL MAR


    El puerto deportivo de Cascais está repleto de lujosos restaurantes en los que disfrutar de una agradable comida con vistas al mar y a la ciudadela, un fuerte del siglo XVI transformado en uno de los hoteles más exclusivos de la zona: el hotel de cinco estrellas Pousada de Cascais. Junto al puerto deportivo se encuentra la playa urbana de Ribeira, y un poco más allá aparece la playa de Rainha, que antiguamente era la playa privada de la reina Doña Amelia. Ambas están en el centro de la población y suelen tener un nivel de ocupación bastante alto, así que si prefieres estar a tu aire, prueba con las playas que hay a las afueras: Carcavelos y Guincho. La de Carcavelos está muy bien conectada mediante transporte público, cuenta con todo tipo de instalaciones y servicios y destaca por sus aguas cristalinas y su amplia extensión de arena dorada, mientras que la de Guincho está en medio de un parque natural y es la playa perfecta para practicar surf, aunque el acceso es algo complicado. Tampoco deberías perderte la Boca del Infierno, un impresionante acantilado esculpido por el mar al que se puede acceder dando un tranquilo paseo desde el puerto deportivo. Que no te asuste el nombre de este lugar, que se debe simplemente a que al romper las olas contra la roca se produce un fuerte rugido que hace pensar en un ruido procedente del inframundo.

    CASCAIS Y LA TIERRA


    El Parque Natural de Sintra-Cascais es un precioso espacio natural que se extiende entre la zona de la playa de Guincho y la población de Sintra con dos partes bien diferenciadas: el paisaje costero de Cascais y el paisaje boscoso de Sintra. En la parte costera, además de la ya mencionada playa de Guincho, merece la pena acercarse hasta el Cabo da Roca, cuyos acantilados se elevan más de 100 metros sobre el mar y marcan el punto más occidental de la Europa continental. El mirador que hay sobre los acantilados constituye el punto ideal para sentarse a contemplar la inmensidad del océano al atardecer o, en palabras del poeta Luís de Camões, el lugar «donde la tierra acaba y el mar comienza».
    En contraste con la costa, el interior del parque está dominado por la sierra de Sintra, cubierta por una espesa vegetación que origina un particular microclima. La sierra está atravesada por varios senderos y coronada por el castillo de los Moros, que ofrece unas vistas inolvidables de la propia sierra y el mar a lo lejos. Y en la población de Sintra encontrarás no solo una encantadora villa de estrechas y antiguas callejuelas, sino también varios edificios espectaculares como el Palacio da Pena, un auténtico castillo de cuento situado en lo alto de un monte; el Palacio Nacional de Sintra, un antiguo palacio real del siglo XVI, o la Quinta da Regaleira, formada por un palacio y un precioso y enigmático jardín lleno de cuevas, grutas, fuentes y estanques que simbolizan distintos conceptos relacionados con la alquimia, la masonería, los templarios y la rosacruz.

    Precio máximo

    de ‎35 €hasta ‎650 €

    Puntos de interés - Cascaes