Hoteles en Dubrovnik, Croacia

  • Busca entre todos los hoteles de Dubrovnik en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Dubrovnik!
  • ¡Reserva a un precio increíble!
Ordenar por
Cargando
Mostrar más hoteles
Hoteles en Dubrovnik

DUBROVNIK: LA PERLA DEL ADRIÁTICO

En plena costa dálmata de Croacia se encuentra una ciudad amurallada bañada por las aguas del Adriático: Dubrovnik. Todo el recinto rodeado por las murallas está declarado Patrimonio de la Humanidad, y en su interior descubrirás un sinfín de rincones llenos de encanto en los que aún se respira la intensa historia de esta localidad. Al conjunto monumental se unen las playas de los alrededores y un atractivo entorno natural que hacen de Dubrovnik una parada obligatoria en cualquier visita a Croacia. Hermosa, delicada, íntima; así es la que se conoce como la perla del Adriático. ¡Busca un vuelo, reserva un hotel y enamórate de Dubrovnik!

UNA GRAN LECCIÓN

Para entender mejor la ciudad de Dubrovnik, conviene conocer algunos detalles de su apasionante historia. El núcleo urbano nació en el siglo VII como un poblado de pescadores que huyeron de los saqueos de los eslavos en las aldeas de los Balcanes y se asentaron en esta zona. En el siglo IX se convirtió en la ciudad más importante de la costa de Dalmacia, hasta el punto de constituir un Estado autónomo conocido como República de Ragusa, que a pesar de su pequeño tamaño poseía una importante flota comercial. Más tarde, fue invadida por los normandos y después por los venecianos, que ansiaban poseer su puerto. Y casi sufrió también la invasión de los otomanos, pero logró salvarse al firmar un acuerdo que le otorgaba protección a cambio de pagar un tributo anual al sultán. Esta situación excepcional le permitió seguir ejerciendo su principal actividad económica, el comercio, y continuar prosperando. Pero todo cambió en 1667, cuando un terremoto destruyó gran parte de la ciudad. Poco a poco se recuperó, pero siglos después tuvo que enfrentarse a otros duros golpes del destino: la invasión de Napoleón y del imperio austrohúngaro y los desastres de las dos guerras mundiales y la guerra de Yugoslavia. Sin embargo, Dubrovnik no se dio por vencida, y volvió a resurgir una vez más, esta vez como un atractivo destino turístico que destaca por su belleza.

Todo el casco antiguo es peatonal, y se puede visitar fácilmente en un día. La entrada principal es la Puerta de Pile, a la que llegarás tras cruzar un puente levadizo. Una vez que atravieses la puerta, tendrás ante ti el impresionante conjunto medieval del recinto amurallado, pero antes de adentrarte en sus calles merece la pena que recorras las antiguas murallas, que te ofrecerán unas increíbles vistas panorámicas del centro. De nuevo a pie de calle, recorre Stradun, la principal arteria del casco antiguo y donde se encuentran la mayoría de los lugares de interés, como el monasterio de Santo Domingo, la fuente de Onofrio de 16 grifos y la plaza Luza. En la plaza tienes la torre del campanario, el palacio de Sponza (antiguo centro de aduanas) y la iglesia de San Blas. Otro de los edificios destacados es el palacio del Rector, que fue la sede del rector de la República de Ragusa antes de la invasión de Napoleón. Pero si hay un punto que no pasa desapercibido, ese es la catedral de la Asunción de la Virgen María, reconstruida en estilo barroco tras el terremoto del siglo XVII. Y, por supuesto, tampoco debes pasar por alto el placer de perderte por las callejuelas que se abren a los lados de Stradun y pasear por el puerto viejo, donde hallarás varios restaurantes perfectos para reponer fuerzas en un entorno tranquilo y apacible. En cuanto a los alojamientos, encontrarás en toda la zona antigua hoteles, hostales y apartamentos llenos del mismo encanto que las calles en las que se ubican. Hay precios para todos los bolsillos, desde hostales y apartamentos baratos como Linda, hasta lujosos hoteles como el hotel de cinco estrellas The Puci Palace, construido en un edificio barroco del siglo XVII pero con todas las comodidades modernas.

Como lo ideal es conocer una ciudad desde distintas perspectivas, no desaproveches la oportunidad de darte un chapuzón o simplemente tomar el sol en la playa de Gradska Plaza, a unos minutos a pie del centro. Te sorprenderán sus aguas cristalinas y las vistas del recinto amurallado al fondo que se alza como un gran barco anclado a orillas del Adriático. Además, a las afueras de la ciudad amurallada también encontrarás las mejores ofertas en hoteles, ya que hay más variedad de alojamientos y los precios son más competitivos.

DUBROVNIK Y JUEGO DE TRONOS

Si te apasiona la famosa serie Juego de Tronos, tienes una excusa más para visitar Dubrovnik, ya que fue elegida para rodar las escenas ambientadas en Desembarco del Rey, la ciudad de los Lannister. Las murallas son una de las construcciones más reconocibles en la serie, aunque también aparecen otros lugares como el fuerte de Lovrijenac, que representa la Fortaleza Roja; la bahía de Dubrovnik, en la que se rodó la batalla naval de Blackwater; el Arboretum Trsteno, que es donde se han situado los jardines marítimos de Desembarco del Rey, o la puerta de Pile, cuyo puente levadizo se usa en la serie para cerrar el acceso a la ciudad por las noches. Ya sea por libre o con una visita guiada, esta ruta te encantará y te brindará la oportunidad de hacer turismo de otra forma.

VARIOS DÍAS EN DUBROVNIK

Si decides pasar varios días en Dubrovnik, puedes combinar la visita al conjunto histórico con distintas excursiones por los alrededores. Desde el puerto salen barcos hacia las islas de Lokrum, Mljet y Elaifti, cuya naturaleza mediterránea te cautivará. Son tranquilas, algunas de ellas incluso están deshabitadas, y constituyen la opción ideal para pasar un día tranquilo haciendo senderismo o dándose un baño en sus playas. Otra alternativa es el encantador pueblo pesquero de Cavtat, con un bonito casco antiguo y agradables calas. Y si aún te queda más tiempo libre, visita la península de Lapad y disfruta de sus playas o coge el teleférico que sube hasta el monte Srd, donde obtendrás unas vistas impresionantes que serán el mejor resumen de tu viaje a Dubrovnik, con la ciudad amurallada, el Adriático y la isla de Lokrum a tus pies.

Precio máximo

de ‎22 €hasta ‎3.000 €

Hoteles de playa