Hoteles en Garray, España

  • Busca entre todos los hoteles de Garray en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Garray!
  • ¡Reserva a un precio increíble!
Cargando

Hoteles destacados

  • Hotel Hotel La Posada de Numancia Garray

    El hotel La Posada de Numancia está localizado en Garray, en la provincia de Soria. Se trata de un establecimiento de dos estrellas de categoría que ofrece sus servicios a tan sólo 7 kilómetros de la capital de la provincia y que se encuentra en las proximidades de la ciudad celtíbero-romana de Numancia. Sus instalaciones están dispuestas en un antiguo edificio que ha sido reformado para adaptarlo a las comodidades contemporáneas pero que ha sabido respetar la arquitectura original de la zona que se basa en la utilización de la piedra y la madera como elementos principales. Dispone de un total de 12 habitaciones que están equipadas con calefacción, televisión y cuarto de baño, entre otros detalles que incorporan una conexión inalámbrica de acceso gratuito a internet. En el precio del alojamiento está incluido el desayuno tipo bufé que sirven cada mañana en la propiedad y para el resto de las comidas de cada día el restaurante está especializado en la cocina tradicional soriana. Aunque el establecimiento no dispone de aparcamiento propio, en el entorno hay diversas opciones para poder dejar los vehículos con facilidad. Más

  • Hotel Los Sestiles Garray

    El Hotel Rural Los Sestiles de 3 estrellas, en Dombellas, a 10 minutos de Soria ciudad y en plena ruta a los lugares de interés turístico de la provincia, ofrece a sus clientes; una localización estratégica que permite diseñar las rutas diarias esenciales para conocer toda la provincia. En plena Sierra de la Carcaña, a pie de calle del monte. LLegar al terminar el día o el viaje y encontrarse como en casa, listos para acomodarse, comer, cenar, pasear, jugar, descansar, ver las estrellas, correr por los alrededores o estar tranquilamente, para seguir disfrutando de Soria. Os informaran de las mejores rutas y actividades de las que disfrutar. El trato es cercano y cordial... familiar; la cocina sencilla y tradicional; porque aquí la trufa, el ternasco, el vino Rivera del Duero, la carne de caza, asados, pucheros, sopas castellanas etc. han formado parte del día a día y lo que han hecho es, reservarla hasta ahora, para ofrecersela naturalmente. Otro aliciente, que hacen el hotel "excepcional", es el propio edificio, su diseño, permite disfrutar de la luz y el espacio. Sorprendente y acogedor, un descubrimiento integrado perfectamente en el entorno. Más