Hoteles en Hondarribia, España

  • Busca entre todos los hoteles de Hondarribia en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Hondarribia!
  • ¡Reserva a un precio increíble!
Cargando
Mostrar más hoteles
Hoteles en Hondarribia

HONDARRIBIA: FRONTERA NATURAL

Hondarribia en euskera y Fuenterrabía en castellano está considerada como una de las localidades más bellas del País Vasco. Ostenta el título oficial de ciudad, que le fue otorgado en el siglo XVII por haber vencido en varias ocasiones en batallas contra los franceses. Si decides visitar Hondarribia, no solo descubrirás un colorido pueblo pesquero, sino también un encantador destino gastronómico y monumental situado en el mismo límite entre Francia y España.

CIUDAD MARINERA

Fue en el año 1361 cuando se creó la Cofradía de Mareantes de San Pedro, aunque la actividad pesquera en la localidad de Hondarribia ya venía realizándose desde mucho antes. De hecho, los datos históricos indican que los primeros pobladores de la zona fueron pescadores especializados en el arte de la caza de la ballena con técnicas que se han ido transmitiendo hasta el presente. Para observar de cerca el ambiente marinero de Hondarribia, no tienes más que desplazarte al barrio de la Marina, declarado Monumento Histórico-Artístico, y pasear por las calles de San Pedro, Santa María Magdalena y Santiago, donde todavía se conservan numerosas casas típicas de dos y tres pisos con fachadas coloridas y balcones vestidos de plantas.

CIUDAD AMURALLADA

Aunque los restos hallados en el monte Jaizkibel indican que el territorio del municipio de Hondarribia ya estuvo habitado en el periodo del Eneolítico-Bronce, la fundación de la localidad como villa se produjo en el siglo XIII por orden de Alfonso VIII.

El casco antiguo de Hondarribia se corresponde con el antiguo núcleo amurallado, un recinto que sirvió para la defensa de la población frente a los ataques de los piratas y las invasiones francesas. De hecho, la villa logró varias victorias entre las que destaca la de 1638 al final de la Guerra de los Treinta Años, un momento que se conmemora cada 8 de septiembre.

De las dos puertas de acceso al casco viejo que aún se conservan, la más popular es la de Santa María, vigilada por la estatua de un hachero. Una vez atravieses la puerta te encontrarás en la calle Mayor o Nagusia Kalea, en la que se sitúa el ayuntamiento y que conduce hasta la plaza de Armas y la iglesia de Santa María de la Asunción y del Manzano. El templo, de estilo gótico pero también con elementos renacentistas y barrocos, fue construido entre los siglos XV y XVIII sobre los restos de las antiguas murallas. Por su parte, la plaza de Armas se ubica en la parte más alta del casco viejo de Hondarribia, a unos pasos de la mencionada iglesia. Es la plaza más importante y, probablemente, la más bonita de todas; además, en ella se alza el antiguo castillo de Carlos V, una fortificación construida entre los siglos XII y XIII. En la actualidad alberga el Parador de Hondarribia, un hotel de cuatro estrellas desde cuya terraza se obtienen unas vistas magníficas y por el que han pasado pérsonajes célebres como el Duque de Alba, Garcilaso de la Vega o Natalia Figueroa entre otros. Otras opciones de alojamiento en el entorno del castillo incluyen establecimientos como el hotel de cuatro estrellas Río Bidasoa, uno de los hoteles más baratos de esta categoría y que dispone de una refrescante piscina exterior para el verano.

Continúa el paseo y dirígete a la plaza de Gipuzkoa, un espacio de marcado aspecto medieval que contrasta con la plaza de Armas y es usado como escenario para distintas celebraciones, espectáculos y conciertos. Después, visita la puerta de San Nicolás, junto a la que se conservan algunos restos de la muralla y que conduce hasta el baluarte de la Reina, una fortificación restaurada recientemente. Por último, puedes dar un agradable paseo desde el centro hasta el puerto y la playa de Hondarribia e incluso tomar allí un barco que en apenas diez minutos te llevará a tierras francesas, donde podrás disfrutar de uno de los hoteles con spa más cercanos a Hondarribia, el Hotel de la Plage, un establecimiento de tres estrellas cuyas habitaciones tienen vistas al mar.

Si todavía dispones de más tiempo, una buena idea es desplazarse hasta el monte Jaizkibel para visitar el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, hogar de la patrona de Hondarribia, y disfrutar de la maravillosa panorámica de Hondarribia y su entorno.

CIUDAD GASTRONÓMICA

A la hora de comer te costará elegir uno solo de los muchos bares, restaurantes y locales que hay para sentarse a tomar un simple pintxo, un txacoli o un buen plato gourmet, ya que Hondarribia es junto con Irún una de las localidades que presenta la mayor oferta de restaurantes con una alta calificación en las guías gastronómicas.

En los restaurantes tradicionales podrás degustar los platos y postres típicos de la cocina vasca y de Hondarribia, como los chipirones en su tinta, la merluza koxkera, la opilla de San Marcos o el pastel vasco. En el extremo opuesto se sitúan los restaurantes de autor, donde la preparación y presentación de los alimentos se entiende como una forma de arte que te hará vivir una experiencia gastronómica única. Otro estilo de restaurante muy popular en la zona y que no deberías perderte es el que proponen las sidrerías, una serie de establecimientos que sirven un menú fijo con bacalao y chuletón como platos estrella y que permiten catar de manera ilimitada todas las sidras disponible en sus barriles.

Precio máximo

de ‎45 €hasta ‎220 €

Hoteles de playa

Puntos de interés - Hondarribia