Hoteles en Huesca

  • Busca entre todos los hoteles de Huesca en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Huesca!
  • ¡Reserva al mejor precio!
Cargando
  1. Sercotel Suites Huesca

    Sercotel Suites Huesca

    Apartotel
    ‎Mejor valorado

    Hotel de 3 estrellas mejor valorado en Huesca

    Huesca, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Muy bien – 80 / 100 (352 opiniones)

    Other deals

  2. Montearagón

    Montearagón

    Huesca, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    73 / 100 (150 opiniones)

    Other deals

  3. Posada de la Luna

    Posada de la Luna

    Huesca, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Muy bien – 80 / 100 (307 opiniones)

    Other deals

  4. Pedro I de Aragón

    Pedro I de Aragón

    Huesca, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Bien – 76 / 100 (1223 opiniones)

    Other deals

  5. Sancho Abarca

    Sancho Abarca

    Huesca, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Muy bien – 83 / 100 (1009 opiniones)

    Other deals

  6. Ordesa

    Ordesa

    Albergue

    Huesca, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Valoración no disponible

    Other deals

    Mostrar más hoteles
    Hoteles en Huesca

    HUESCA: UN REMANSO DE CULTURA Y NATURALEZA


    La ciudad de Huesca está situada en la provincia homónima, al norte de Aragón. Es justo lo que necesitas si deseas que tus vacaciones sean tranquilas y enriquecedoras, ya que Huesca cuenta con todo tipo de posibilidades para alcanzar este fin. El centro de la ciudad está salpicado de monumentos históricos de gran valor, como la iglesia de San Pedro el Viejo, un gran ejemplo del románico aragonés. Además, las calles y plazas están siempre muy animadas y los lugares en los que disfrutar de las tradiciones y la gastronomía de Huesca son muy variados. Y por si esto fuera poco, puedes aprovechar la estancia para conocer el maravilloso entorno natural de la provincia y completar así unas vacaciones que serán definitivamente inolvidables.

    LAS VISITAS IMPRESCINDIBLES EN HUESCA


    El patrimonio cultural de Huesca es uno de los principales atractivos de la ciudad. Su emblema más habitual es la catedral de Santa María y, más concretamente, su fachada, que constituye una importante muestra de la arquitectura y escultura góticas. Se empezó a construir en la Edad Media, pero su principal tesoro es el retablo del interior originario del Renacimiento. Cuando visites la catedral no olvides acercarte también al Museo Diocesano, ya que alberga destacados vestigios del arte religioso de distintos periodos. Otras construcciones religiosas de visita obligada en Huesca son dos obras muy destacadas del Barroco: la iglesia de San Vicente el Real, de la que no te puedes perder el interior, y la iglesia de Santo Domingo y San Martín, cuyas capillas son verdaderas obras de arte. Y si eres un amante de la arquitectura, la basílica de San Lorenzo te impactará por sus líneas elegantes, resultado de las modificaciones que se llevaron a cabo en el siglo XVII a partir de la obra gótica original. Pero el conjunto que más destaca por su importancia desde el punto de vista histórico y artístico es el formado por la iglesia de San Pedro el Viejo y su claustro, uno de los pocos ejemplos del románico en Aragón. Una vez hayas realizado estas visitas podrás decir que has conocido buena parte de las obras religiosas destacadas de la provincia, y lo mejor es que todas están ubicadas en el centro de Huesca, donde abundan los hoteles. Algunos de ellos son bastante baratos y cuentan con excelentes instalaciones y servicios, como, por ejemplo, el hotel Lizana 1, de ambiente familiar, o el hotel Joaquín Costa, que suele lanzar excelentes ofertas.

    De paseo por las calles de Huesca, déjate envolver por la amabilidad de sus habitantes y la alegría de sus calles. Aparte de los templos mencionados, no pases por alto otros lugares de interés que te ayudarán a conocer más sobre el pasado de la ciudad. Así, encontrarás los restos de la muralla musulmana, que permanece en Huesca desde el periodo medieval, aunque en la actualidad solo se conserva una de las torres originales: el torreón del Amparo. Cuando llegues a la plaza de Navarra te sorprenderá el edificio del casino, un bello ejemplo de la corriente modernista, y a poca distancia, en la plaza de la catedral, no podrás evitar fijarte en el ayuntamiento, un palacio renacentista que cuenta con las habituales torres de las construcciones civiles de la época. En este entorno encontrarás numerosos hoteles con encanto en los que disfrutarás al máximo de tus días de descanso en Huesca, sobre todo si te alojas en un establecimiento como el hotel Sancho Abarca, un cuatro estrellas que cuenta con habitaciones muy elegantes y espaciosas, además de un magnífico spa.

    DISFRUTA DE LA NATURALEZA


    Huesca cuenta también con distintos espacios verdes que te encantarán si una de tus aficiones es pasear y entrar en contacto con la naturaleza para olvidarte del estrés. En pleno corazón de la ciudad se encuentra el parque Miguel Server, un enorme jardín que alberga numerosas e interesantes especies de plantas y animales. Tiene habilitados varios paseos para recorrer el espacio hasta llegar al lago, la guinda de un paseo inolvidable, ubicado muy cerca del monumento en honor de los Reyes Católicos. Si te atrae este plan dispondrás también de la opción de alojarte en alguno de los hoteles de la zona, como, por ejemplo, el hotel Pedro I de Aragón, un alojamiento bastante barato que suele lanzar ofertas que incluyen el desayuno en el precio de la habitación. Otra zona natural que deberías incluir en tu ruta es el cerro de San Jorge, el punto más alto de Huesca y desde el cual se obtienen las mejores vistas de la ciudad. Recibe este nombre debido a la ermita que lo preside, erigida durante la Edad Media en honor del santo después de que, según cuenta la leyenda, intercediese por los cristianos en una batalla y luchase junto a ellos. Por último, y si no te importa desplazarte unos kilómetros, merece la pena que aproveches el viaje para acercarte también a los Pirineos y al desierto de los Monegros, dos paisajes espectaculares y muy diferentes salpicados de castillos, antiguas ermitas y pequeños pueblos cargados de magia y encanto. Y para completar la experiencia, elige uno de los entrañables hoteles de este entorno de la provincia de Huesca. Una buena opción es La Posada, un precioso hotel rural a orillas del río Ara, a pocos kilómetros del centro de la capital oscense.

    Precio máximo

    de ‎30 €hasta ‎200 €