Hoteles en Mérida, España

  • Busca entre todos los hoteles de Mérida en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Mérida!
  • ¡Reserva a un precio increíble!
Cargando
Mostrar más hoteles
Hoteles en Mérida

MÉRIDA: LA CIUDAD DE EMÉRITA AUGUSTA

En plena Vía de la Plata extremeña, atravesada por el río Guadiana y el Albarregas, se ubica la ciudad de Mérida. Fue fundada en el año 25 a. C. por el emperador romano Octavio Augusto, que decidió crear una ciudad dotada de todas las comodidades necesarias como recompensa para los veteranos o eméritos que habían participado en las guerras cántabras. Así nació Emérita Augusta, una ciudad que poco a poco fue transformándose hasta llegar a ser la Mérida que hoy en día conocemos pero sin perder la esencia romana que aún se aprecia a través de los restos del teatro, el anfiteatro o el templo dedicado a la diosa Diana. Y a toda esta exposición de arte clásico, declarada Patrimonio de la Humanidad, se añaden varias opciones para el ocio, el deporte, los negocios, el disfrute de la naturaleza y el descubrimiento de sus tradiciones culturales. ¡Vive el pasado con los cinco sentidos del presente!

CON PASOS ROMANOS

Se conservan tantos restos del pasado en la ciudad de Mérida que sería difícil nombrarlos todos. Sin embargo, hay unos cuantos que no te puedes perder, en especial los de la época romana:

Teatro romano: se trata de un gran teatro promovido por el cónsul Marco Agripa en el siglo I a. C. con un aforo para 6000 personas y un escenario formado por dos cuerpos de columnas de estilo corintio con cornisas de mármol y basamentos. Todavía sigue en uso y cada año acoge el Festival de Teatro Clásico de Mérida y varios conciertos de ópera, solistas y grupos de fama reconocida.

Anfiteatro romano: ubicado junto a la anterior construcción, era el lugar donde se celebraban las luchas entre gladiadores, animales o enfrentando a ambos.

Templo de Diana: este templo de finales del siglo I a. C. que estuvo situado en el antiguo foro municipal es hoy el único edificio religioso de época romana que se ha mantenido en buen estado.

Arco de Trajano: fue el acceso principal al conjunto monumental de la época romana. Los agujeros que se aprecian en sus piedras de granito corresponden a las placas de mármol que originalmente lo revestían.

Circo romano: es uno de los mayores y mejor conservados del mundo. Tenía un aforo de unas 30 000 personas y en él se celebraban espectáculos de carreras de caballos que generalmente consistían en siete vueltas.

Basílica de Santa Eulalia: la basílica es, tras las ruinas romanas, una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. El motivo es que, según cuenta la leyenda, este podría haber sido el lugar de nacimiento del cristianismo en Extremadura.

Acueducto de los Milagros: se encuentra a las afueras del casco antiguo y era el conducto por el que se transportaba agua desde el embalse de Proserpina por el cerro del Calvario hasta la ciudad.

Termas romanas: descubiertas en el año 2004 a los pies del acueducto de San Lázaro, en ellas descubrirás cómo era el lugar donde los romanos más nobles se acercaban para disfrutar de los beneficios del agua con piscinas de agua fría y caliente, salas de vapor y hasta un gimnasio.

Alcazaba árabe: aunque la construcción que se puede visitar en la actualidad es un recinto defensivo musulmán construido por Abderramán II en el año 835 d. C., sus orígenes se remontan a una fortaleza romana. Destacan las vistas que se obtienen del puente romano y el paseo que hay a lo largo del río. Como ves, es grande el patrimonio histórico de la ciudad de Mérida, pero también es grande la variedad de alojamientos que ofrece. Algunos tienen un encanto especial, como el hotel con piscina Parador de Mérida, situado en pleno centro y construido en un convento del siglo XVIII combinando el estilo antiguo de la edificación con las modernidades de un hotel de cuatro estrellas. Otro hotel que destaca por sus excelentes servicios es el Bluecity Mérida Palace, un establecimiento de cinco estrellas instalado en el palacio de los Mendoza y el palacio de los Pacheco y ubicado muy cerca de los principales atractivos de Mérida.

LOS PLATOS EMERITENSES

También la gastronomía romana ha perdurado hasta el presente, como podrás comprobar en el exclusivo restaurante Aqua Libera, donde con cita previa tendrás la ocasión de saborear un menú degustación basado en los banquetes romanos. Vestido con una toga y reclinado como mandaba la costumbre, probarás asados de estilo mediterráneo, panes de espelta, trigo o centeno y otras muchas más recetas originales de los cocineros Apicio, Columela y Virgilio entre otros.

Si optas por la comida tradicional pero más cercana en los siglos, entre los platos imprescindibles que se elaboran en los fogones de Mérida están el gazpacho extremeño, la caldereta de cordero, el conejo al estilo de Mérida, los revueltos de espárragos trigueros, el zorongollo, el cojondongo, la ternera retinta a la pimienta, las jilimojas, la cardincha de paleta de borrego o los escabeches elaborados con peces de río. En cualquier bar o restaurante por el que pases te ofrecerán estas y otras especialidades, algunas en forma de tapas, como la oreja de cerdo o los quesos, y siempre con la compañía de un vino con denominación de origen Ribera del Guadiana.

ACTIVATE O RELÁJATE

Aparte del soberbio patrimonio artístico, en Mérida también hay varias opciones para disfrutar de su entorno, como el turismo termal en el balneario de Alange, en el que las termas romanas de más de dos mil años de antigüedad conviven con las instalaciones y los tratamientos hidrotermales más modernos. Otra buena opción es el enoturismo, que podrás practicar visitando la bodega Viña Santa Marina, ubicada en un típico cortijo extremeño. En cambio, si buscas algo más activo, prueba con una de las muchas actividades que se pueden realizar en plena naturaleza, como los paseos en hidropedal o en barca por el embalse de Proserpina, las rutas en bicicleta por el parque natural de Cornalvo e incluso la escalada, las rutas a caballo, el senderismo y hasta los paseos en globo. ¡Te resultará difícil olvidar tu paso por esta ciudad! Y lo mejor es que hay una buena oferta de hoteles baratos que te permitirán descubrir los encantos del centro y practicar estas actividades sin que se resienta tu bolsillo. Echa un vistazo a alojamientos económicos y con buenas instalaciones como el hotel de dos estrellas Las Abadías, a tan solo 10 minutos andando del centro de la ciudad, o el hotel de cuatro estrellas Velada Mérida, que aunque ofrece un confort digno de su categoría, suele lanzar excelentes ofertas para reservar unas vacaciones al mejor precio.

MÉRIDA SECRETA

Mérida se transforma al caer el sol, cuando la hiedra que trepa por el frío mármol queda envuelta por el velo de la noche y los fantasmas y las hechiceras de tiempos antiguos deambulan por los rincones más oscuros de la ciudad. ¿Te gustaría descubrir esta otra cara de Mérida? Apúntate a las rutas nocturnas de leyenda y vive la experiencia de conocer la Mérida más mítica y legendaria a la luz de la luna.

Precio máximo

de ‎32 €hasta ‎194 €

Hoteles con spa en Mérida