Hoteles en Palencia

  • Busca entre todos los hoteles de Palencia en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Palencia!
  • ¡Reserva al mejor precio!

Resultados para: Palencia

Cargando
  1. Sercotel Rey Sancho

    Sercotel Rey Sancho

    Palencia, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    72 / 100 (439 opiniones)

    Other deals

  2. Hotel Castilla Vieja

    Hotel Castilla Vieja

    ‎Mejor valorado

    Hotel de 3 estrellas mejor valorado en Palencia

    Palencia, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Muy bien – 80 / 100 (1115 opiniones)

    Other deals

  3. AC Hotel Palencia

    AC Hotel Palencia

    ‎Mejor valorado

    Hotel de 4 estrellas mejor valorado en Palencia

    Palencia, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Excelente – 85 / 100 (657 opiniones)

    Other deals

  4. Eurostars Diana Palace

    Eurostars Diana Palace

    Palencia, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Muy bien – 81 / 100 (1348 opiniones)

    Other deals

  5. Monclús

    Monclús

    Palencia, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    74 / 100 (430 opiniones)

    Other deals

  6. Palacio Congresos

    Palacio Congresos

    Palencia, a 0,0 km de Centro de la ciudad

    Bien – 79 / 100 (310 opiniones)

    Other deals

Hoteles en Palencia

PALENCIA: LA BELLA DESCONOCIDA



A orillas del río Carrión se encuentra la ciudad castellanoleonesa de Palencia, una capital cuyos orígenes se remontan al asentamiento prerromano de Pallantia, constituido por la tribu celtíbera de los vacceos. Vivió una época de gran esplendor con los visigodos, que la convirtieron en sede de la corte y sede episcopal, y en la Edad Moderna adquirió un papel notable como centro económico del imperio español. En la actualidad, Palencia destaca por su interesante casco antiguo, repleto de muestras del paso del tiempo por sus calles como la magnífica catedral, apodada «La bella desconocida». Además, es una de las localidades de Europa con la mayor proporción de espacios verdes urbanos en relación con el número de habitantes y ofrece agradables rincones naturales en los alrededores perfectos para pasar una jornada en contacto con la naturaleza.

EL CORAZÓN PALENTINO



La zona que rodea la catedral de Palencia data de la época visigoda, el primer gran periodo de esplendor de la ciudad, y es por tanto la parte más antigua de la capital. La catedral, apodada «La bella desconocida», sorprende por sus grandes dimensiones. La arquitectura es principalmente gótica, aunque también hay elementos de épocas anteriores y posteriores, como los restos visigodos de la cripta. Y mientras que el exterior resulta austero, el interior, ricamente decorado, presenta un aspecto totalmente diferente; así que no dejes de entrar, recorrer las capillas y visitar también el Museo Catedralicio, donde encontrarás un curioso retrato de Carlos I de estilo anamórfico que solo podrás contemplar adecuadamente mirando a través de un agujero que hay en el lateral del marco. Después de la catedral, aprovecha para dar un paseo por la calle Mayor, repleta de comercios y notables edificios civiles que aún permiten sentir la atmósfera de los siglos XIX y XX. También en esta zona tienes el Museo Arqueológico, la iglesia de San Miguel (lugar donde, según la tradición, tuvo lugar la boda del Cid Campeador), los puentes del Carrión (entre ellos no te pierdas el puente romano y el puente Mayor, del siglo XVI) y algunos hoteles sencillos, cómodos y económicos como el hotel de tres estrellas Castilla Vieja, situado a un paso de la calle Mayor y la plaza Mayor.

Precisamente la plaza Mayor es el corazón de la zona más viva del casco antiguo de la capital. Aquí se encuentran el ayuntamiento de Palencia, que preside uno de los laterales de la plaza; la iglesia de San Francisco, con muestras de arte mudéjar y una capilla cubierta de calaveras; la iglesia de San Lázaro, una excelente fusión entre el gótico y el románico; el teatro principal, de influencia italiana, y otros muchos edificios que constituyen las mejores muestras de los estilos neoclásico, art nouveau y art decó en la capital palentina. También es en esta parte del centro histórico donde hay una mayor oferta de locales de ocio nocturno, por lo que si buscas tu alojamiento aquí, estarás cerca tanto de los monumentos más interesantes como de las calles más animadas para salir a cenar y tomar unas copas.

Por último, un lugar que debes incluir en tu ruta para conocer el otro símbolo de la ciudad junto con la catedral es el cerro sobre el que se eleva el Cristo del Otero. Es una de las esculturas de Cristo más altas del mundo, y a sus pies hay una ermita con un mirador desde el que obtendrás la mejor panorámica de Palencia. No muy lejos de la monumental estatua que vigila y protege la ciudad, entre la estación de tren y la plaza de toros, encontrarás el moderno y elegante hotel de cuatro estrellas Eurostars Diana Palace, que sobresale por ser uno de los más baratos y mejor valorados de esta categoría.

NATURALEZA DENTRO Y FUERA DE LA CIUDAD



Palencia es una de las ciudades de Europa con el mayor número de espacios verdes en relación con el número de habitantes. De hecho, está considerada como una de las localidades más sostenibles de España, así que no dudes en aprovechar los paseos por el centro histórico para acercarte a conocer también algunos de los espléndidos parques y jardines que adornan el paisaje urbano. Uno de los más populares es el Salón de Isabel II, una extensa zona de paseo con jardines de estilo romántico, aunque también merecen la pena la Huerta de Guadián, que acoge una reconstrucción de una iglesia románica trasladada desde Aguilar de Campoo, y el anillo verde que rodea el río Carrión, formado por el Sotillo de los Canónigos y las Huertas del Obispo.

A unos seis kilómetros del centro de Palencia surge uno de los espacios naturales preferidos por los palentinos para pasar una día en contacto con la naturaleza: el monte El Viejo. Dado su gran tamaño, el monte cuenta con zonas de gran valor paisajístico, como los rincones de Vallejuelos, Cigarral y Buentrigo; miradores panorámicos, como en el Valle de San Juan o la Casa Pequeña; zonas con instalaciones hosteleras, como la Casa Grande del siglo XVI, e instalaciones deportivas. Sin embargo, el punto más visitado es el Refugio, fácilmente accesible en transporte público y acondicionado con un bar-restaurante, un merendero al aire libre y unas piscinas municipales, a lo que se suma la posibilidad de acercarse hasta la reserva de ciervos y disfrutar observando a estos graciosos animales. Y si te gusta el entorno natural de El Viejo y quieres conocer alguno de los pequeños y encantadores pueblos de los alrededores de Palencia capital, tal vez te apetezca apuntarte a una de las ofertas que suele lanzar el hotel de cuatro estrellas Posada Real La Casa del Abad, un establecimiento situado en la tradicional localidad de Ampudia, equipado con spa y piscina, y que ofrece una interesante fusión entre arquitectura moderna y rústica.

CULTURA PALENTINA



Si quieres empaparte de la cultura y las tradiciones de Palencia, no te limites a visitar los monumentos del casco antiguo: prueba también sus platos más típicos e intenta que tu estancia coincida con alguna de las fiestas más destacadas del calendario palentino. En cuanto a los sabores, encontrarás platos y productos típicos de la cocina castellana, como el clásico asado de lechazo churro, la sopa de rastrojo, la sopa castellana o el cocido castellano. La huerta da verduras y hortalizas muy apreciadas como las cebollas de Palenzuela, usadas para elaborar la morcilla de cebolla, o las patatas de la Ojeda y la Valdivia, empleadas en el guiso de patatas a la importancia. Y tampoco hay que olvidar los embutidos, los quesos semicurados o añejos, los cangrejos del río de Herrera, el aguardiente doncel, las galletas de Aguilar de Campoo o los postres monacales. En cuanto a festividades, el acontecimiento más importante de la capital palentina es la fiesta en honor de San Antolín, celebrada a finales de agosto. Tras la misa, los palentinos bajan a la cripta de la catedral para cumplir con el rito de beber agua del pozo que hay allí y obtener así la bendición del santo. Y después, las calles se llenan de gigantes, cabezudos, música y animación que otorgan a la ciudad una vida especial.

Precio máximo

de ‎25 €hasta ‎136 €