Estudios Voramar

Casa/apartamento entero
Cargando
Mostrar más hoteles

Estudios Voramar

Los Estudios Voramar, situados en una zona privilegiada de Peñíscola, apenas a unos minutos a pie de la playa, son ideales para descansar en un entorno familiar a primera línea de mar.

Los estudios disponen de terraza, una zona comedor, cuarto de baño privado y zona de cocina, además de estar equipados con sofá cama y literas. Bajo petición, también es posible disponer de televisor, previo pago.

Se puede disfrutar de la piscina al aire libre que comparte el bloque de estudios y apartamentos, además de una pista de tenis y la posibilidad de alojarse con mascotas.

En las inmediaciones de los Estudios Voramar, aproximadamente a 80 metros, se encuentran tanto el Restaurante Bar Heidi como el restaurante La Luna.

El Castillo de Peñíscola se encuentra a unos diez minutos en automóvil, o a unos ocho kilómetros del Parque Natural de la Serra d'Irta.

Servicios destacados

  • Wifi
  • Cocina / Zona de cocina
  • Aire acondicionado
  • Parking
  • Balcón / Terraza
  • Lavadora
  • Televisión / Entretenimiento
  • Secador de pelo
  • Piscina
  • Habitaciones para no fumadores

Todos los servicios

Instalaciones y servicios

  • Parking
  • Piscina exterior
  • Terraza

Equipamiento de la habitación

  • Balcón / Terraza
  • Cocina / Zona de cocina
  • Televisor

Viajeros con niños

  • Cunas para bebés y niños

Horario de entrada y salida

  • Entrada: 17:00
  • Salida: 10:00

Ventajas destacadas

Cercanía a la playa

Los comentarios coinciden en que la ubicación de estos estudios es excepcional: en primera línea de playa, a tan solo unos pasos. Además, les alegra haber podido llegar al castillo de Peñíscola en un agradable paseo por la orilla y luego poder volver a los estudios caminando, sin necesidad de hacer uso del transporte público o el vehículo propio.

Desventajas destacadas

Falta de comodidades

Varios huéspedes se quejan de que en los estudios faltan camas propiamente dichas, pues solo se dispone de un sofá cama o litera. Asimismo, conciben como algo muy negativo que haya que pagar un extra para disfrutar de televisor o de otros servicios como, por ejemplo, las sábanas. Asimismo, señalan que las instalaciones son viejas e incómodas, y que no hay ventilador a pesar del calor en los meses de verano.

No hay ascensor

Algunos viajeros han encontrado incómodo el tener que cargar con su equipaje escaleras arriba sin ascensor. Opinan que sería más cómodo poder disponer de uno para acceder a los estudios.

Escasa limpieza

Un punto en el que coinciden las críticas es en la limpieza de los estudios: esta es escasa e incluso, algunos cajones están desordenados y sin ningún cuidado aparente.