Hoteles en Segovia

  • Busca entre todos los hoteles de Segovia en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Segovia!
  • ¡Reserva al mejor precio!
Cargando
    Mostrar más hoteles
    Hoteles en Segovia

    SEGOVIA: LA JOYA CASTELLANA


    Bajo la sierra de Guadarrama, entre los ríos Eresma y Clamores, emerge del paisaje una de las ciudades más interesantes del interior de España: Segovia. A pesar de su pequeño tamaño, la ciudad vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad junto con el acueducto romano, hace gala de un valiosísimo patrimonio arquitectónico que refleja la intensa historia de la localidad. Perfecta para planear una escapada, un viaje romántico, un fin de semana de turismo gastronómico o conocer de cerca las huellas dejadas por algunas de las principales culturas que han poblado nuestro país, Segovia es una auténtica joya que no te puedes perder.

    LA CIUDAD VIEJA


    El punto de partida ideal para adentrarse en el centro histórico de Segovia capital es la plaza del Azoguejo, junto a la que hay hoteles baratos pero con excelentes servicios como el moderno hotel de cuatro estrellas Eurostars Plaza Acueducto. En la plaza se alza el imponente acueducto, una obra maestra de la ingeniería civil romana en España cuyos 25 000 sillares de granito encajados a presión y unidos sin ningún tipo de argamasa llevan casi 2000 años viendo pasar el tiempo por la ciudad. El acueducto, que comienza su camino en el manantial de Fuenfría, a más de 15 kilómetros de la ciudad, llevaba el agua hasta el alcázar. Su parte más vistosa es la que atraviesa la plaza del Azoguejo, donde los arcos que sostienen la construcción se elevan a más de 25 metros de altura y dejan entrever las calles de la ciudad vieja al otro lado.

    La ciudad vieja de Segovia se extiende desde el acueducto hasta el alcázar, asentado en la cima de una gran roca bajo la que se abre el valle formado por los ríos Eresma y Clamores. El casco antiguo, con una buena oferta de hoteles con encanto y a buen precio como el hotel de cinco estrellas con spa y piscina Eurostars Convento Capuchinos, se ha de descubrir caminando entre sus callejuelas repletas de iglesias, palacetes y mansiones y descansando en alguna de sus plazas. Sin embargo, aunque el mejor plan para visitar esta parte de Segovia sea no llevar un plan fijo y dejarse sorprender, procura no perderte el principal monumento religioso: la catedral de Santa María. Conocida como «La Dama de las catedrales» por su grandeza y elegancia, es la última catedral gótica que se edificó en España y destaca tanto por su cuidado interior como por su impresionante exterior, caracterizado por los arbotantes y la torre de casi 90 metros. En cuanto a la arquitectura civil, verás hermosos ejemplos de viviendas privadas como la Casa de los Picos, llamada así por la original decoración de la fachada. Por último, no olvides dar un paseo por la antigua judería y visitar dos de los edificios más notables que han llegado hasta nuestros días: la carnicería judía, convertida hoy en el Museo de Segovia, y la sinagoga mayor, transformada en el convento del Corpus Christi en el siglo XV.

    Casi sin darte cuenta tus pasos de conducirán a otra de las señas de identidad de Segovia: el alcázar, un palacio real que, con sus torres puntiagudas y su ubicación sobre un cerro, parece sacado de un cuento de hadas. Ha sido la residencia de distintos monarcas desde la Edad Media y el escenario de importantes momentos históricos, ya que fue, por ejemplo, el lugar desde el que partió Isabel la Católica para dirigirse a la plaza Mayor para ser coronada reina de Castilla. No te pierdas la visita del interior, en el que destacan los elementos mudéjares, y acércate también hasta el mirador de la pradera de San Marcos, en el valle que se encuentra a los pies del alcázar, para obtener la mejor vista panorámica del palacio.

    NO SOLO COCHINILLO ASADO


    Sin lugar a dudas, el plato más famoso de la cocina segoviana es el delicioso cochinillo asado, que podrás degustar en muchos de los restaurantes y mesones de la ciudad vieja, como el mesón Cándido. Pero la gastronomía segoviana va más allá del lechazo, con sencillas pero sabrosas recetas y preparaciones basadas en los productos de la tierra. Destacan el pan segoviano, los quesos de Cuéllar y Sacramenia, las truchas de los ríos serranos, el frite de cordero, los embutidos, la sopa de cangrejo de río o el cocido de judiones, todo ello regado con algún caldo de la zona, como un Ribera del Duero, un Valtiendas o un Rueda. Y a la hora del postre no puede faltar el ponche segoviano, que no es una bebida, sino un pastel con bizcocho mojado con almíbar y cubierto de crema pastelera, mazapán y azúcar tostado.

    CUANDO CAE EL SOL


    Al ponerse el sol y encenderse las luces que iluminan las calles y los principales monumentos del centro, Segovia muestra su cara más seductora. Cuando el tiempo acompaña, las plazas se llenan de terrazas ideales para disfrutar de una cena, unas cañas o unas copas con el incomparable telón de fondo de la ciudad. Además, entre mayo y octubre tienen lugar distintos acontecimientos culturales como los festivales Titirimundi, Folk Segovia o Verano Musical de Segovia. Otra opción es disfrutar de la fiesta segoviana, con pubs de distintos estilos y ambientes que se concentran en la ciudad vieja y en las zonas de San Millán y Santo Tomás-Mahonías. Después, un tranquilo paseo de vuelta al hotel envuelto en el encanto de las callejas del casco antiguo será el broche perfecto para una intensa jornada llena de arte, historia, cultura y diversión.

    Precio máximo

    de ‎21 €hasta ‎416 €

    Puntos de interés - Segovia