Hoteles en Soria, España

  • Busca entre todos los hoteles de Soria en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Soria!
  • ¡Reserva a un precio increíble!
Ordenar por
Cargando
Mostrar más hoteles
Hoteles en Soria

SORIA: LA BELLA DESCONOCIDA

A orillas del río Duero, en el este de Castilla y León, se encuentra Soria, una ciudad en cuyos paisajes encontraron poetas como Bécquer, Machado y Gerardo Diego inspiración para sus versos. El centro histórico, repleto de joyas medievales, no es grande, de modo que hacer turismo por Soria se convierte en una experiencia tranquila y relajante. Tan solo pasea y deja que las calles te cuenten sus secretos mejor guardados.

SORIA MEDIEVAL

El casco antiguo de Soria, a pesar de su reducido tamaño, está repleto de notables edificios medievales que irás encontrando mientras paseas por sus calles y plazas. Desde el punto de vista del arte religioso, hay dos templos que resultan imprescindibles para conocer de cerca el estilo románico propio de esta región: la concatedral de San Pedro, presidida por una torre cuadrada de tres cuerpos, y la iglesia de Santo Domingo, con una elegante fachada decorada con arcos de medio punto. En cuanto a la arquitectura civil, el palacio de los condes de Gómara, visible desde las afueras de la ciudad por su torre, es otro lugar de parada obligatoria. Es el edificio civil renacentista más representativo de Soria y en la actualidad alberga la sede de la Audiencia Provincial. También aquí, en la zona centro, encontrarás una amplia variedad de alojamientos baratos como el hotel de dos estrellas Soria Plaza Mayor, ubicado en la parte más animada de Soria y con 10 habitaciones cuidadosamente decoradas y de ambiente relajado. Pero si eres de los que prefieren un alojamiento moderno, es probable que la opción más adecuada para ti sea el hotel Leonor Centro, que cuenta con un agradable spa y un restaurante ideal para saborear la cocina típica castellana.

Ya a las afueras, junto al río Duero, hay dos visitas más que no pueden faltar en tu ruta. Una de ellas es el monasterio románico de San Juan de Duero, que es en realidad lo que ha quedado de un monasterio de la orden militar de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén del siglo XII. Lo más destacado de su sencilla iglesia es que hay dos templetes, uno a cada lado del presbiterio, que permitían cerrarlo para que el sacerdote quedara oculto durante la consagración, según mandaban las reglas del rito griego. En cuanto al claustro, llama la atención su forma irregular, con cuatro lados distintos entre sí que lo hacen prácticamente único en Occidente. Además, los caballeros de este monasterio y los paisajes que lo rodean sirvieron de inspiración a Bécquer para escribir la leyenda El monte de las ánimas. La otra visita imprescindible es la ermita de San Saturio, que conforma uno de los parajes más hermosos de la ciudad. Se accede a ella a través de una cueva que acoge la sala de reuniones del Cabildo de los Heros y el oratorio de San Miguel. En la iglesia no te pierdas la cúpula y los frescos que cuentan la historia de San Saturio, aunque sin lugar a dudas lo más destacado de la visita son las vistas sobre el río que se obtienen desde las salas capitulares.

Si dispones de más tiempo y sientes curiosidad por conocer el resto de lugares de interés, apúntate algunos edificios religiosos como la ermita del Mirón, la iglesia de San Juan de Rabanera, la iglesia de San Nicolás o el monasterio de San Paolo; edificios civiles como el instituto Antonio Machado, la emblemática plaza de toros (conocida como La Chata), el Círculo Amistad Numancia o los restos del castillo de Soria, y museos como el Numantino, que te permitirá conocer los hallazgos arqueológicos más relevantes de la provincia, o la Casa de los Poetas de Soria, dedicada a los poetas que escribieron sobre la ciudad.

COMIDA SORIANA

¿Quieres probar los bocados más típicos de Soria? Prepárate entonces para empezar con unas tapas de queso de cabra y embutidos como la morcilla dulce, con pasas y azúcar, o el chorizo de pueblo, que aún se sigue elaborando de forma artesanal. Deja sitio para el plato principal, que muy probablemente será un plato de cordero, como el somarro o el hígado de cordero a la molinera, o de cerdo, como el paturrillo. Tampoco hay que olvidar las recetas que usan la caza menor, como las codornices escabechadas; los platos de gachas y migas, de origen pastoril, o las sabrosas y variadas setas que inundan los menús especialmente en otoño. En el apartado de postres, cabe mencionar la mantequilla de Soria, las paciencias de Almazán, las yemas también de Almazán, los mantecados, los sobadillos y la tarta costrada.

LA SORIA ESCONDIDA

Hay rincones que, sin ser especialmente importantes desde el punto de vista turístico, merecen la pena ser descubiertos para empaparse de la esencia de Soria:

Mantequería York: situada en la plaza Mariano Granados, se trata de una cafetería-pastelería ideal para disfrutar tranquilamente de un buen desayuno y comprar la típica mantequilla dulce de Soria.

Bar Capote: en la plaza de Herradores se ubica este bar famoso entre los sorianos por su gran variedad de platos. De hecho, es uno de los favoritos para salir a tapear, comer o cenar.

Cementerio de la iglesia de Nuestra Señora del Espino: aquí descansan los restos de Doña Leonor, la mujer de Antonio Machado, y se alza un olmo seco con el poema del mencionado autor titulado A un olmo seco.

La Dehesa: este lugar, conocido también como Alameda Cervantes, es un amplio jardín que se abre en pleno centro de Soria y constituye el espacio perfecto para terminar la jornada dando un tranquilo paseo entre su rica vegetación o simplemente reponer fuerzas en una de sus cafeterías.

Precio máximo

de ‎28 €hasta ‎145 €

Hoteles destacados

Más top hoteles

Hoteles con spa en Soria