Hoteles en Marrakech

  • Haz una búsqueda exhaustiva de hoteles en Marrakech
  • Encuentra un hotel barato en Marrakech
  • ¡Reserva al mejor precio!
Ver lista
Ver mapa
Cargando...
  • Riad Ailen

    • B&B Marrakech
    • Marrakech, a 0,4 km de: Centro de ciudad
    • Travelrepublic
    • lowcostholidays
    • 7ideas
    • otel.com
    • 86 86 / 100 Valoración171 opiniones
    • Sin ofertas
    Ver oferta
    No hemos encontrado habitaciones disponibles.
  • Riad Eden

    • 0 Hotel Marrakech
    • Marrakech, a 1,1 km de: Centro de ciudad
    • Agoda
    • Booking.com
    • 92 92 / 100 Valoración387 opiniones
    • Sin ofertas
    Ver oferta
    No hemos encontrado habitaciones disponibles.
  • Aqua Mirage Club - All Inclusive

    • 0 Hotel Marrakech
    • Marrakech, a 13,1 km de: Centro de ciudad
    • Expedia
    • Venere.com
    • Hoteles.com
    • otel.com
    • 0 - / - Valoración
    • Sin ofertas
    Ver oferta
    No hemos encontrado habitaciones disponibles.
  • Marrakech Le Sangho Privilège

    • 4 Hotel Marrakech
    • Marrakech, a 16,4 km de: Centro de ciudad
    • Travelrepublic
    • 7ideas
    • Destinia
    • Rumbo
    • 71 71 / 100 Valoración277 opiniones
    • Sin ofertas
    Ver oferta
    No hemos encontrado habitaciones disponibles.
  • Riad El Nour

    • 0 Hotel Marrakech
    • Marrakech, a 0,4 km de: Centro de ciudad
    • Travelrepublic
    • lowcostholidays
    • 7ideas
    • Destinia
    • 83 83 / 100 Valoración50 opiniones
    • Sin ofertas
    Ver oferta
    No hemos encontrado habitaciones disponibles.
  • Riad Vert

    • B&B Marrakech
    • Marrakech, a 1,9 km de: Centro de ciudad
    • Travelrepublic
    • 7ideas
    • EasyToBook
    • Agoda
    • 85 85 / 100 Valoración247 opiniones
    • Sin ofertas
    Ver oferta
    No hemos encontrado habitaciones disponibles.
Mostrar más hoteles
Hoteles en Marrakech
Guía de viajesGuía de viajes

MARRAKECH: LA CIUDAD ROJA

 

Marrakech o Ciudad Roja, debe su apodo a la tonalidad de las murallas que la rodean, desde las montañas Atlas al sur a las colinas Jbilets, y es, junto a Mequinez, Fez y Rabat, una de las cuatros ciudades imperiales de Marruecos. Cuenta con el mercado tradicional más grande del país y una de las plazas más concurridas de África, donde se reúnen vendedores de agua, bailarines, músicos, acróbatas y cuentacuentos, estos últimos, supervivientes de una tradición en riesgo de extinción.
 

LA CIUDAD ROJA

 

Prepárate para un gran cambio, ya que la tradición cultural que separa Europa de África la sentirás a cada paso que des. Coge un vuelo y decide entre los muchos hoteles que Marrakech ofrece: puedes elegir uno de los más baratos, como el Hotel Sindi Sud, perfecto para hacer un alto en el camino y recobrar energías, o quizás mirar entre las variadas ofertas que presentan otros como el Hotel Rial Etoile Du Sud Et Spa, un alojamiento con encanto cerca de la famosa plaza de Jamaâ El Fna e ideal para lunas de miel, grupos grandes, gay friendly y familias.

Ya libre de equipaje, empieza el recorrido por las laberínticas calles de la medina, repletas de gente, colores, aromas y especiados sabores que se cuelan entre las casas tradicionales, los zocos y los talleres artesanales que parecen sacados de un cuento de Las Mil y Una Noches. La primera parada la puedes realizar en la plaza de Jamaâ El Fna y su enjambre de puestos de comida con coloridos platos de verduras y carnes aromatizados con varias especias (¡tantas que cuesta saber cuántas utilizan!). Enfrente de la plaza tienes una mezquita que fue una de las más importantes del mundo cuando se construyó, la mezquita Koutoubia. Aunque el acceso al interior no está permitido para los no musulmanes, difícilmente se escapa de las fotografías, ya que su minarete sobresale por lo alto y se puede descansar en sus jardínes.

A continuación, sigue por la universidad, la Medersa ben Youssef, que fue la más importante madraza de todo Marruecos, con más de 800 estudiantes. Después, dirígete a la ornamentada Bab Agnaou, una de las puertas de acceso a la ciudad. Muy cerca se encuentra la mezquita de la Kasbah, con su minarete turquesa, y detrás de un alto muro, las tumbas Saadi, decoradas con mosaicos Zellige y tallas en alabastro y mármol.

Sumérgete en las calles del barrio de Kasbah y contempla a través de la Bab Berrima el antiguo palacio El Badi. Pronto verás también el palacio Bahía, de fines del siglo XIX, que deslumbra por sus habitaciones, patios, fuentes y verdes jardines. Si sigues por El Jadid, verás diversos palacios del siglo XIX antes de volver de nuevo a la plaza Jamaâ El Fna.

 

QUÉ COMPRAR Y DÓNDE

 

Aventúrate en la más fascinante expedición de Marrakech: recorrer la jungla de zocos y mercados rebosantes de color, tradición y, por qué no, magia.

Eston son los principales artículos y mercados que encontrarás:

 

 

EL SABOR A OTRA CULTURA

 

Ya que estás en Marrakech, no dudes en probar la gastronomía típica marroquí y comer de todo lo que puedas. El cuscús es el plato principal de los viernes, y consiste en granos de sémola de trigo con carne de cordero o pollo e incluso vegetales y huevos. También el tajín, un guiso de carne o pescado acompañado de fruta o verdura, es otra de las especialidades, y recibe ese nombre por el recipiente en el que se prepara y sirve. Otros platos representativos son el kefta (carne picada que se parece a las albóndigas), el touajen (un estofado de cordero o pollo en escabeche), el djaja mahamara (carne de pollo estofada con almendras, pasas y sémola), el méchoui (cordero entero asado a la brasa), la exquisita pastilla (masa de hojaldre rellena de carne pichón con especias) y la harira (una típica sopa marroquí).

A la hora del postre, no hay que olvidarse de los deliciosos dulces marroquíes, como el shebbakiyya, hecho con tiras de pasta de miel recubiertas con sésamo y semilla de anís en el interior. Y te resultarán más deliciosos aún si los acompañas con un té a la menta o té moruno.

Comer o cenar en Marrakech te saldrá barato, bien sea en los puestos de los zocos o en los restaurantes, que no solo te harán navegar entre sus especiados sabores, sino que también te ofrecerán espectáculos para amenizar la velada. El hotel de 5 estrellas La Maison Arabe, uno de los hoteles de lujo de la ciudad, que cuenta con servicios de terraza, baños turcos y spa y ofrece un menú degustación marroquí acompañado de música árabe-andaluza interpretada con flauta y laúd. Y también realizan cursos de cocina típica. ¡Anímate!
 

LOS HAMAMES

 

Si algo te queda por probar, se trata de los auténticos baños árabes, los hamames. Si viajas en pareja, en familia o con amigos, debes saber que en los más tradicionales hay horarios separados para hombres y mujeres, pero no te preocupes porque también hay alguno más turístico con horarios mixtos.

El hamam es perfecto para desconectar de la rutina, abrir los poros de tu piel y limpiar el organismo. Nada más entrar, tendrás que esperar en la sauna hasta que llegue el momento del masaje: primero te untarán con una suave crema y después, ayudándose de un guante áspero, te frotarán todo el cuerpo para acabar enjabonándote con un baño de refrescante espuma y dándote un masaje con aceite de argán. Volverás a la civilización renovado, y no, no es un sueño, es simplemente una experiencia inolvidable que podrás vivir en tu mismo hotel si eliges un alojamiento como el Riad La Rose D’Orient.



  • Textiles: tienes Souq Btana, con pieles de cordero; Souq Smata, para babuchas y cinturones; Souq Larzal, un mercado de lana por la mañana y venta de ropa de segunda mano por la tarde; Criée Berbère, un zoco de alfombras muy pintoresco con sus techados de cañizo; Souq Sebbaghine, donde los tintoreros llenan de color la calles colgando su tejidos recién teñidos, y Souq Semmarine, el zoco del cuero.
  • Orfebrería: Souq el Bradiia o de las jarras.
  • Metales: Souq Haddadine, donde verás cómo transforman una bicicleta en farolillos a golpe de yunque y martillo, o el zoco Nahhasin, especialidad en latón y cobre.
  • Artesanía: Souq Chouari, lleno de carpiteros.
  • Joyería: Souq Siyyaghin.
  • Música: Souq Kimakhine, con todo tipo de instrumentos, entre los que destacan los laudes tallados a mano.
  • Productos naturales: en la Place Rahba Kedima podrás comprar cosméticos naturales, pociones vegetales y artículos de boticario.
  • Un poco de todo: Souq El kebir, Souq Fagharine.

Precio máximo

de ‎ 16 €hasta ‎ 1.685 €