Hoteles en Altea

  • Busca entre todos los hoteles de Altea en Internet
  • ¡Encuentra un hotel barato en Altea!
  • ¡Reserva al mejor precio!
Cargando
  1. SH Villa Gadea

    SH Villa Gadea

    ‎Mejor valorado

    Hotel de 5 estrellas mejor valorado en Altea

    Altea, a 3,0 km de Centro de la ciudad

    Muy bien – 84 / 100 (735 opiniones)

    Other deals

  2. Tossal d'Altea

    Tossal d'Altea

    ‎Mejor valorado

    Hotel de 4 estrellas mejor valorado en Altea

    Altea, a 1,1 km de Centro de la ciudad

    Excelente – 87 / 100 (593 opiniones)

    Other deals

  3. Cap Negret

    Cap Negret

    Altea, a 1,4 km de Centro de la ciudad

    Bien – 75 / 100 (1320 opiniones)

    Other deals

  4. Fornet

    Fornet

    Albergue

    Altea, a 0,4 km de Centro de la ciudad

    Bien – 77 / 100 (859 opiniones)

    Other deals

  5. Abaco Altea

    Abaco Altea

    ‎Mejor valorado

    Hotel de 3 estrellas mejor valorado en Altea

    Altea, a 0,1 km de Centro de la ciudad

    Excelente – 91 / 100 (217 opiniones)

    Ganador de trivago Awards 2017
    Mejor hotel de 3 estrellas

    Other deals

  6. Galería de imágenes no disponible

    El Trovador

    Hostal

    Altea, a 1,8 km de Centro de la ciudad

    Muy bien – 83 / 100 (478 opiniones)

    Other deals

  7. Galería de imágenes no disponible

    Altea Apartamento Mascarat

    Altea, a 6,1 km de Centro de la ciudad

    Excelente – 85 / 100 (1191 opiniones)

    Other deals

  8. Galería de imágenes no disponible

    Guesthouse Villa Altea

    Hostal

    Altea, a 4,3 km de Centro de la ciudad

    Muy bien – 84 / 100 (43 opiniones)

    Other deals

  9. Pierre & Vacances Altea Beach

    Pierre & Vacances Altea Beach

    Apartotel

    Altea, a 5,2 km de Centro de la ciudad

    Excelente – 85 / 100 (435 opiniones)

    Other deals

  10. Altea Paradise

    Altea Paradise

    B&B

    Altea, a 1,1 km de Centro de la ciudad

    Valoración no disponible

    Other deals

  11. Galería de imágenes no disponible

    Hostal Casa Del Mar

    Hostal

    Altea, a 0,2 km de Centro de la ciudad

    Valoración no disponible

    Other deals

    • Galería de imágenes no disponible

      Casita De Marineros

      Apto.

      Altea, a 0,0 km de Centro de la ciudad

      Valoración no disponible

      Other deals

      • WE Stay

        WE Stay

        B&B

        Altea, a 7,9 km de Centro de la ciudad

        Valoración no disponible

        Other deals

      • Apartamentos La Mar

        Apartamentos La Mar

        Apto.

        Altea, a 0,3 km de Centro de la ciudad

        Valoración no disponible

        Other deals

        • Galería de imágenes no disponible

          San Miguel

          Altea, a 0,3 km de Centro de la ciudad

          Valoración no disponible

          Other deals

          • Galería de imágenes no disponible

            Casa Flamingo

            Altea, a 5,5 km de Centro de la ciudad

            Valoración no disponible

            Other deals

          Hoteles en Altea

          ALTEA: LA DAMA DE LA COSTA BLANCA

           

           

          Sobre un cerro a orillas del Mediterráneo, en la parte norte de la costa alicantina, se alza como una gran dama el delicioso casco histórico de Altea, cuyas resplandecientes fachadas de un blanco impoluto brillan bajo la cálida luz del sol. Perderse por sus calles y disfrutar de una agradable comida en alguno de los muchos restaurantes es toda una fiesta para los sentidos que se puede complementar con una relajante caminata por el paseo marítimo o un baño en una de las playas de los 6 kilómetros de costa del municipio.
           

           

           

          EL CASCO ANTIGUO

           

           

          Desde la parte inferior de Altea, un arco conocido como el Portal Viejo y que antiguamente formaba parte de la muralla medieval que protegía la población, da acceso al casco antiguo, situado en lo alto de un cerro. Lo primero que sorprende es la homogeneidad del color de las fachadas: un blanco inmaculado que contrasta con el vivo azul del cielo y refleja por doquier la brillante luz del sol mediterráneo. El punto central, y también el más elevado, es el que ocupa la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, construida junto al lugar donde estuvo el castillo. El templo, que data de principios del siglo XX, sobresale por encima del resto de edificios mostrando orgulloso su torre cuadrada y sus dos cúpulas decoradas en blanco y azul. Y frente a él se abre la plaza de la Iglesia, con varios miradores que invitan a detenerse unos minutos y contemplar la inmensidad del mar desde la calma y la paz que allí arriba se respiran. Para continuar descubriendo el casco antiguo no hace falta que sigas ninguna ruta; simplemente déjate llevar por tu instinto y curiosea por las laberínticas callejuelas empedradas, salpicadas de flores y enredaderas, mientras visitas alguna tienda de artesanía o entras al taller de alguno de los artistas afincados en esta localidad.

          También encontrarás en tu camino varios restaurantes y terrazas delicadamente decorados que constituyen la excusa perfecta para sentarse a tomar una bebida o disfrutar de una buena comida envuelto en la hechizante belleza de Altea. La cocina tradicional combina sabiamente los productos de la tierra y el mar y da lugar a sabrosos platos entre los que destacan los arroces preparados de infinitas formas, como la paella amb aladroc (boquerones), el empedrat (con bacalao y habichuelas), la paella marinera, el arròs a banda o el caldero. Tampoco hay que olvidar el típico erizo de mar, cuyo marcado y único sabor combina perfectamente con una copa de vino blanco.

          En el centro del casco urbano de Altea es complicado encontrar alojamientos, no así en sus alrededores, donde hay desde hoteles baratos hasta hoteles prestigiosos como el hotel La Serena, ideal para una escapada romántica, o el hotel Abaco Altea, para personas exigentes y que busquen un alojamiento con encanto y en el que se cuida hasta el más mínimo detalle.
           

           

           

          EL MAR

           

           

          El núcleo original de población se fue extendiendo hacia el mar, y hoy la zona moderna de Altea se encuentra en la parte baja, a orillas de la playa. La principal avenida comercial es la calle Jaime I, que se complementa con el animado paseo marítimo, lleno de restaurantes, heladerías y terrazas y recorrido por un carril bici. En un extremo del paseo se encuentra el puerto deportivo, con un restaurante y escuelas de actividades náuticas como la vela o el remo, aunque hay también varias empresas que ofrecen un amplio catálogo de deportes náuticos y cursos de buceo.

          A lo largo de la costa alteana se suceden playas y calas de aguas limpias y transparentes que presentan opciones para todos los gustos. En el extremo sur está la playa de Cap Blanch, la mayor de todas y que se funde con la del Albir, perteneciente ya al vecino municipio de Alfaz del Pi. Siguiendo hacia el norte encontrarás la playa de La Roda, en pleno centro de Altea y con todos los servicios necesarios para disfrutar de una tranquila jornada junto al mar, especialmente si viajas con niños. Más al norte se sitúan las playas de Cap Negret, de cantos rodados, y La Olla, de grava fina y con las islas de l’Illeta y l’Illot asomando en el horizonte. Si te quieres alojar aquí mismo, tienes opciones como el hotel Cap Negre, barato y al borde del Mediterráneo. A continuación están La Barreta, una playa de tipo rústico, y La Solsida, una idílica cala entre acantilados en la que se suele practicar el nudismo. Por último, destaca también la playa del Mascarat, muy interesante para los amantes del buceo y cercana ya al inmenso Morro de Toix, que marca el límite del municipio de Altea por el norte.
           

           

           

          ALTEA EN FIESTAS

           

           

          Prácticamente durante todo el año hay fiestas tradicionales en Altea que contribuyen a fomentar el turismo en esta localidad alicantina, aunque las dos más importantes son el Castell de l’Olla y los Moros y Cristianos. Desde hace ya casi 30 años, cada mes de agosto, coincidiendo con las fiestas de San Lorenzo, se organiza un gran castillo de fuegos artificiales conocido como Castell de l’Olla y único por sus características, ya que se lanza íntegramente desde el mar, frente a la playa de La Olla. No es un espectáculo pirotécnico como otro cualquiera: aquí, los fuegos van acompañados de música, y sus brillantes colores se reflejan sobre el agua para crear una imagen que difícilmente olvidarás. Pero no te preocupes si no puedes ir a Altea en agosto, pues en septiembre hay otra festividad que merece la pena conocer. Ese mes se celebran al mismo tiempo las fiestas patronales, de carácter religioso, y las de Moros y Cristianos, que conmemoran las luchas por el dominio de la zona en la época medieval y tienen en los coloridos desfiles su máxima expresión.
           

           

           

          Precio máximo

          de ‎32 €hasta ‎700 €

          Puntos de interés - Altea